Usos del blockchain en el sector agrícola

Tiempo de lectura: 6 minutos

Antes de empezar, ¿Qué es el Blockchain?

Para adentrarnos en el mundo del blockchain, empezaremos por una definición básica, el blockchain es una estructura de datos en la que la información se encuentra contenida y se agrupa en conjuntos. Como bien lo indica su nombre genera bloques de datos, a los que se les añade “metainformaciones”  relativas a otro bloque de la cadena anterior en una línea temporal, de manera que gracias a técnicas criptográficas, la información contenida en un bloque sólo puede ser editada o alterada, modificando todos los bloques posteriores. 

Esto garantiza la invulnerabilidad de la información. y blindar el flujo de datos en transacciones de partes iguales, validar en segundos la trazabilidad de un producto, evitar fraudes y mucho más. 

¿Por qué es relevante?

La pandemia forzó cambios en nuestra forma de relacionarnos con el mundo y uno de las adopciones más notables fue el uso de los recursos digitales, para actividades que antes se llevaban a cabo por vías más tradicionales, clases online,  conferencias vías streaming, consultas médicas a través de videollamadas, compras y ventas de todo tipo usando la web. 

Los “agronegocios” no son la excepción a esta tendencia. 

Ahora bien, la interconectividad y el internet siempre ha sido un mar próspero para los estafadores, por lo que la tecnología blockchain se presenta como un faro de seguridad en estas peligrosas aguas. 

La tecnología blockchain es un sistema compartido de registro entre participantes de una red de negocios, cada miembro tiene derecho al acceso de la información que se comparte, por ejemplo, contratos, transacciones o evaluaciones, y para que estas acciones se lleven a cabo, debe haber un consenso de toda la red, pues las transacciones que se registran y valoran son permanentes y no se pueden eliminar.  

Estos bloques de información son asignados a una cadena en donde no pueden ser eliminados ni modificados. Cuando los registros son inmutables, las empresas pueden asegurar precisión y confianza en las negociaciones.

Los cuatro pilares fundamentales del blockchain son:

  1. Registro compartido de las transacciones.
  2. Consenso para verificar las transacciones.
  3. Contrato con las reglas de funcionamiento de las transacciones.
  4. La criptografía

Ahora pensemos al blockchain desde el enfoque de los “agronegocios”,  la aplicación del blockchain ayudará a mejorar la distribución de los alimentos, el pago internacional de las operaciones de compra y venta agrícola e, incluso, reducirá la existencia de abusos en la cadena de suministros, apoyando el crecimiento de los pequeños productores.   

¿Blockchain en el sector ganadero y agrícola?

Todo esto nos puede sonar un poco complicado, para entenderlo mejor, observemos los siguientes casos, en donde podremos ver  tangibles el uso de blockchain.  

Uso en la Ganadería:

Carnes Validadas, es un emprendimiento tecnológico que busca agregar más valor a las cadenas de valor.
La empresa argentina funciona sobre una plataforma de blockchain, creando un token que le asigna una identidad digital a un animal. Así, el productor puede llevar un registro histórico trazable y verificable de cada cabeza de ganado que posea. Actualmente Carnes Validadas ha generado más de 30.000 tokens activos. La suscripción puede hacerse vía web y la misma es gratuita para las primeras 2500 cabezas registradas. El objetivo es agregar valor a ambos lados de la cadena: por un lado provee de información a los consumidores que demandan saber más sobre el origen de sus alimentos y, por el otro lado, le permite a los productores demostrar la calidad de sus productos.

Criptomoneda soya:

La startup Agrotoken creó SOYA, la primera criptomoneda respaldada en soja. Cada token de SOYA tiene el respaldo en el mundo real de una tonelada de soja. Ya existen en el mercado casi 1000 unidades de SOYA emitidas. Los usuarios usan la criptomoneda para remunerar sus tokens en la plataforma de Agrotoken y obtener un interés como si fuera un plazo fijo. Los creadores de Agrotoken planean que: “A corto plazo este token se podrá usar como medio de pago en la red de pagos de Agrotoken y transaccionarlos en los principales Exchanges”,
El proceso para convertir toneladas de soja en SOYA es bastante sencillo. El productor debe tener soja entregada en los depositarios/acopios habilitados y completar el proceso de “tokenización” en la plataforma agrotoken.io

Protección en bloques para alimentos:

En el caso del campo mexicano, actualmente los agricultores consultan los precios de contado en mercados internacionales de productos como maíz, trigo, frijol, soya, algodón y cacao en el portal de la Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios (ASERCA). El beneficio de la tecnología blockchain en estos casos será descentralizar la información, así como la posibilidad de completar transacciones inalterables (incluso por los involucrados) para añadir precisión y confianza a este tipo de negociaciones. Asimismo, puede funcionar como instrumento financiero para el pago puntual, gracias a los contratos inteligentes. Por otro lado, este tipo de contratos liberan a los agricultores de las largas cadenas de intermediarios, lo que se traduce en la reducción del precio final para el consumidor.

Pruebas gigantes de la industria alimentaria

Ahora, con la reciente ráfaga de brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos,  la seguridad alimentaria está en el foco de la controversia, algunos proponen al  blockchain para  proporcionar verdaderas soluciones de trazabilidad. De hecho, algunos de los actores más importantes de la industria alimentaria se han unido para probar el uso de blockchain para la trazabilidad. Walmart y Nestlé, junto con otras ocho compañías, han lanzado “Food Trust” en lo que imaginan como una manera de rehacer cómo se realiza el seguimiento de los alimentos en todo el mundo.

 

En un mundo donde la industria alimentaria (incluidos los cultivos especializados) ya está plagada de brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos, el panorama está a punto de complicarse mucho más.  El moderno sistema alimentario de hoy ofrece al mundo muchos beneficios y opciones, su talón de Aquiles ha sido la trazabilidad y la transparencia. Aquí es donde entra el blockchain y quizás el ejemplo más famoso de blockchain aplicado a la seguridad alimentaria, hasta ahora,  es el caso de los mangos frescos que se venden en las tiendas Walmart. Los mangos son cultivados principalmente por pequeñas granjas en Centro y Sudamérica y se transportan por tierra, aire y mar a Estados Unidos y luego se cortan, empaquetan y distribuyen a las tiendas en todo el país.

Rastrear un paquete de mangos desde la estantería de la tienda hasta la agrícola puede llevar días o semanas, eso sí se utilizan los sistemas tradicionales pero aplicando un sistema de blockchain, ese proceso podría reducirse a minutos, incluso a segundos.

La puesta en práctica del blockchain ha comenzado, como se puede leer en los anteriores ejemplos los caminos para el blockchain son diversos y hasta el momento sólo vimos la punta del iceberg de lo que está recurrente tecnología puede ofrecer a los agronegocios y al mundo

Caso de éxito

Mikhail Shlyapnikov, un agricultor ruso que puso en práctica esta idea, en 2017 lanzó su ICO (Initial Coin Offering) para el proyecto Kolionovo Ecosystem, el cual busca atraer inversionistas en un modelo de crowdfunding con el objetivo de impulsar el comercio local en la villa de Kolinovo en Moscú.

En su experiencia, Mikhail Shlyapnikov, dice que el blockchain representa una alternativa a los servicios bancarios que funciona de forma más accesible y eficiente. De acuerdo con sus declaraciones, gracias a esta tecnología pudieron eliminar bancos, minoristas, servicios logísticos y autoridades de control, lo que hizo que bajaran sus gastos de producción y aumentará su entusiasmo por ver cómo funcionaban en armonía la tecnología de punta y el campo.