Tips de aprovechamiento de insumos y más productividad en el campo

Tiempo de lectura: 3 minutos

El costo de las materias primas utilizadas para la producción es un factor que juega un papel importante en la rentabilidad de la empresa agrícola. Muchas veces, los precios están fuera del control del agricultor, por lo que es vital contar con medidas que nos aseguren un mejor aprovechamiento de insumos en nuestro campo.

Sin embargo, la solución no radica en la adquisición de insumos de baja calidad, pues hay maneras en las que podemos trabajar para gestionar inteligentemente nuestros gastos. En este artículo, revisamos 3 consejos para un mejor aprovechamiento de insumos y un incremento en la productividad de nuestra empresa agrícola, conservando la calidad y las buenas prácticas.

No reduzcas gastos, ¡reduce costos!

Como empresarios en el sector, buscamos incrementar la rentabilidad obtenida por nuestra producción. Se puede pensar, equivocadamente, que para lograr esto, la solución ideal es recortar los gastos. Adquirir insumos de baja calidad, llevar a cabo malas prácticas y, finalmente, obtener un producto de dudosa calidad y/o menor rendimiento pueden ser algunas consecuencias de utilizar este método.

Lo primero a saber es que no se trata de recortar los gastos, sino más bien de “reducir los costos”. ¿Por está escrito entre comillas? Porque no debes pensar que vas a gastar menos. Si bien, puede suceder, la idea no es esa. La idea es mantener tu mismo nivel de compra, quizá incluso incrementarlo, pero obteniendo más a cambio de este. El objetivo es conseguir un mejor aprovechamiento de insumos, es decir, que cada una de tus materias primas te cueste menos, esto al ser aprovechada de una mejor manera y al brindarte mejores resultados.

Para esto se tienen que supervisar los procesos que están en uso, la producción y las ventas de los productos para así detectar posibles deficiencias, o bien, establecer niveles óptimos.

La manera más eficaz de reducir los costos en las granjas es a través de la detección, prevención y correción del uso inadecuado y/o excesivo de recursos.

Para poder reducir los costos, se deben realizar de manera simultánea estas actividades, de las que, la principal, se relaciona con el mejoramiento de la calidad del producto, y las demás son consideradas como parte de la calidad del proceso.

1. Asegúrate de que adquieres los mejores insumos en cuanto al costo-beneficio

Adquirir insumos de alta calidad te provee una de las bases para lograr una producción abundante. Asegúrate de que adquieres aquellos que mejor se adaptan a tu presupuesto, pero siempre considerando que tu objetivo es lograr una producción deseable.
Las semillas certificadas, por ejemplo, tienen la más alta calidad genética, fisiológica, física y fitosanitaria, y su certificación está regulada por el Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS).

2. Mejorar la calidad de los procesos

Para un óptimo aprovechamiento de los insumos, es vital asegurarnos de contar con procesos altamente eficientes y funcionales. Mejorar la calidad de los procesos que utilizamos genera como resultado la menor cantidad de errores, de repetición del trabajo o de productos defectuosos, ya que, por supuesto, acorta el tiempo total del ciclo así como en el consumo de los recursos.

Recuerde que una mayor calidad de producción siempre contribuye al aumento del valor de los productos.

3. Establece un sistema de control:

Se trata de volver más eficiente la productividad. Implica generar un mayor volumen de productos, pero con la misma cantidad de insumos o, incluso, con una cantidad de insumos menor, pero conservando la misma calidad, o consiguiendo una más alta.

Para lograr esto deben fijarse objetivos de productividad, determinar las estrategias necesarias para lograrlo y medir todos los logros obtenidos.

Cuando se habla de mejorar la productividad implica aprovechar al máximo cada recurso o insumo.

Es de gran importancia contar con procesos establecidos previamente estudiados e insumos óptimos para conseguir este punto.

Mejoramiento de la producción

Podemos concluir en que lo fundamental es alcanzar los mayores niveles de calidad.

El punto es que esto no implicará mayores gastos, sino un control más alto de toda la función de la empresa.

Quizás te interese leer esta nota: Consejos y Estrategias para Aumentar el Rendimiento en los Cultivos

Reducir los costos en los insumos agrícolas en las granjas es fundamental, pero es necesario ser consecuente con el método que elija para tener los resultados para un mediano y largo plazo, y que a la vez pueda generar mejores ingresos. Por último, recuerda que lo vital no es reducir tus gastos, sino reducir tus costos, es decir, lograr un óptimo aprovechamiento de insumos en tu campo.