Software de Administración de Unidades Agrícolas: 5 cosas que debes saber COMPLEMENTAR

Tiempo de lectura: 3 minutos

Software de Administración de Unidades Agrícolas: 5 cosas que debes saber COMPLEMENTAR

Administrar una finca es mucho más difícil de lo que pudiera parecer a primera vista. La concurrencia de factores naturales, humanos y mercantiles actuando de forma interrelacionada y muchas veces de manera imprevisible lo convierte en una tarea muy compleja, sobre todo cuando se trata de policultivos en grandes áreas.

Pero la rápida difusión y abaratamiento que en los últimos años ha tenido la tecnología informática vienen a facilitar las cosas. Desde una computadora central ahora puede llevarse de manera automatizada toda la contabilidad de una empresa agrícola e incluso los cronogramas de las tareas agroculturales, entre otros muchos controles.

Veamos cinco aspectos que debes saber sobre software de administración de fincas

1. Qué es y para qué sirve

Un software de administración de unidades agrícola, fincas o ranchos es un conjunto integrado de instrucciones u órdenes dictadas en determinado idioma informático sobre una o varias plataformas de diseño, con la finalidad de satisfacer ciertos requerimientos predeterminados. Pero tal vez esto te diga muy poco como productor del campo.

A los efectos de un administrador agrícola significa que todo el acontecer económico, laboral y técnico-productivo de tu finca estará contenido en una la computadora donde se instalará dicho software. 

Su utilidad práctica, sin embargo, va mucho más allá de ser un novedoso instrumento organizativo, de control o de almacenamiento de la información.

Estos sistemas, si se utilizan a plenitud, deberían ser la principal herramienta de consulta en la toma de decisiones.

2. Cómo funciona

A partir de los datos concernientes a cada aspecto administrativo de la finca que los operarios le introducen a las computadoras, el sistema elabora y presenta los informes, balances, estados, mapas, tablas, gráficos y pronósticos que se le soliciten.

Como podrá deducirse, por modernos o bien concebidos que sean estos sistemas, en última instancia dependen de la información básica que se le introduzca. 

Por ejemplo, la confección automatizada de un estado financiero por uno de estos softwares será elaborada de forma inmediata y sin errores aritméticos, pero su calidad dependerá de que los costos, precios, ventas o amortizaciones que el operador introdujo sean los reales.

3. Cuáles son sus ventajas

Contar con un software de administración de fincas es, además de un alivio operativo, una garantía. Primero porque es capaz de elevar la productividad del trabajo administrativo de manera radical; segundo porque la manera inteligente cómo se elabora y presenta la información nos permite tener una visión certera e inmediata de todo lo que sucede, tanto puntual como integralmente en nuestra finca.

Por otra parte, no consume grandes recursos energéticos ni laborales, además de representar ahorro de papel, labor de archivo y espacios de anaqueles. 

Su fácil transmisión mediante redes informáticas facilita la difusión de la información estadística dentro y fuera de la finca, permitiendo una rápida concertación colectiva y mejores tomas de decisiones.

4. Donde puede utilizarse

Cualquier actividad del sector puede beneficiarse de un software de administración de fincas. Su flexibilidad operacional y capacidad de almacenamiento hacen posible su instalación y uso en todo tipo de negocios agrarios, desde pequeños invernaderos suburbanos y granjas avícolas o porcinas hasta enormes propiedades de ganadería extensiva, sin olvidar las más complejas fincas agrícolas tecnificadas o no.

5. Que se requiere para implantarlo

Además de voluntad administrativa, algo de dinero. Una infraestructura básica de tipo informático es imprescindible, incluyendo el acondicionamiento de locales; en el caso de una empresa compuesta por varias fincas, cada una de ellas deberá poder contar con una terminal del sistema, tanto para actualizar la información local (base informativa del sistema en su conjunto) como para explotar los programas.

Por otro lado están los gastos de la adquisición del software de administración de fincas y la contratación de la siempre recomendable asistencia de post-venta. Algunas de las firmas comercializadoras incluyen cursos de adiestramiento en sus contratos, lo cual resulta fundamental con vistas al empleo eficiente del sistema.