¿Sembrar en cielo abierto o bajo invernadero?

Tiempo de lectura: 4 minutos

Cuando se quiere comenzar con un proyecto agrícola es importante conocer el tipo de terreno en  donde se desarrollará. Las características del suelo, cuánto espacio tendrán,  cómo se designarán las áreas para cultivar y algo muy importante ¿será en cielo  abierto o bajo invernadero? 

Ambos métodos son efectivos a su manera y proporcionan diferentes beneficios para quien decide implementarlos. 

¿Qué implica sembrar a Campo abierto?

Los cultivos en campo abierto son aquellos que no tienen ningún tipo de resguardo,  sombra o protección que reduzca la luz solar. 

Se caracteriza por ser cultivos intensivos como por ejemplo  que podemos clasificarlo en hortalizas como el tomate, chile,  ejotes, brócoli etc. y cultivos extensivos en producción de granos como por ejemplo  maíz, trigo, sorgo, frijol, soya etc. 

Las plantas y frutos que crecen en cielo abierto se caracterizan principalmente por  ser fuertes y sanas, esto debido a que muchos agricultores utilizan semillas mejoradas,que están adaptadas a condiciones adversas, además si estas llevan una buena nutrición son resistentes a varios factores (plagas, enfermedades, factores ambientales, etc). 

Ventajas de producción a cielo abierto 

Apoyo de las temporadas de lluvia

Una gran ventaja de sembrar a cielo abierto es que diversos factores climáticos pueden resultar de utilidad para ayudar a crecer a los cultivos. Las lluvias pueden ayudarte a cumplir con los requerimientos hídricos de tu cultivo de manera adecuada, al  igual que la radiación solar que favorece la sintetización de carbohidratos y por lo tanto el crecimiento de los cultivos.

Coste bajo de producción

El no necesitar la construcción de una  estructura representa un ahorro significativo y tienes a tu lado a los  recursos naturales, como son el sol y la lluvia,  si le das un cuidado  adecuado a la tierra y utilizas abonos orgánicos  la inversión en abonos será mucho menor. 

No existen restricciones de tamaño para la maquinaria a emplear

En las hectáreas al aire libre existe  la probabilidad de apoyarse de múltiples herramientas para cuidar y cosechar  los cultivos, como podrían ser tractores, sistemas de riego, etc. Puedes escoger la maquinaria más adecuada para realizar tu trabajo, sin importar si es grande o pequeña.

¿Qué implica sembrar Bajo invernadero?

El invernadero es  una estructura metálica  que está cubierta  por materiales translúcidos de plástico que  permite el acceso de la luz solar. 

Se caracteriza por ser utilizado principalmente para cultivos hortícolas, de gran valor económico, los invernaderos brindan un lugar con condiciones artificiales  controladas que ayudan a aumentar la producción de los cultivos.

Ventajas de producción en invernadero  

Mejor control de plagas

Al estar en un lugar cerrado y reducido el control  de plagas se convierte en una tarea mucho más sencilla de realizar. Puedes tener un control de la población de insectos, malezas , así como de los factores que son propicios para aparición de enfermedades.

Mayor protección y vigilancia

Al no estar expuestos a factores ambientales bruscos los cultivos tienen una mayor probabilidad de sobrevivir y que el  100% de la cosecha se aproveche. Este sistema tiene ventajas sobre los que cultivan a campo abierto, donde se vive la preocupación por factores ambientales, es decir, dentro de los invernaderos puedes controlar, la humedad, temperatura, riego, e incluso iluminación.

Las enfermedades son menores

Si, como lo lees, las plantas también se  enferman. El estar en un ambiente controlado permite tener un monitoreo continuo y preciso de enfermedades. Al tener datos precisos en cada momento sobre factores que pueden influir en la aparición de plagas y enfermedades favorece su monitoreo, prevención y control. Tenerlas cultivos invernadero ayuda a que estas estén menos expuestas a este tipo de riesgos. 

Posibilidad de cultivar todo el año

A diferencia del campo abierto, los  suelos de los cultivos en invernadero pueden utilizarse  durante todo el año si se les da un manejo adecuado, ya que no dependen del clima e incluso si desea no se dependerá del mismo suelo, esto último cuando hablamos de sistemas hidropónicos, donde, se pueden emplear macetas con diferentes tipos de sustratos como tezontle, fibra de coco, vermiculita, etc. para producir. 

Algo que nos ayudará al momento de definir qué tipo de sistema utilizaremos  para nuestros cultivos es saber que queremos cosechar y a que tipo de mercado va dirigido nuestro producto. No lo olvides debemos  conocer a la perfección nuestro producto, qué beneficios genera  el cultivar bajo invernadero o cielo abierto para el tipo de  hortalizas que queremos cosechar, así como el nivel de calidad que queremos lograr.

Cielo abierto, bajo invernadero ¿Qué tal en granja de interior? ¿ya las conoces? Descubre todo acerca de este nuevo método de producción con ayuda de ” ¿Qué son las granjas de interior? ” y asómbrate con cómo el sector agrícola evoluciona día a día.

Asesoría agrónoma por Lucero Mendoza Alvarado

Redacción por Cristina Del Pilar León Castro