Indispensable: preguntas básicas antes de contratar un servicio de construcción de invernaderos

Tiempo de lectura: 5 minutos

Todo lo que debes saber antes de construir uno.

El invernadero resulta siempre una alternativa bastante eficiente, ya que te permitirá producir alimentos en condiciones controladas, evitando condiciones adversas que puedan entorpecer o dañar la producción. Esto no solo te permitirá sacarle un mayor rendimiento  a tus cultivos, sino que te permitirá producir en grandes cantidades sin tanto esfuerzo.

Además, es una alternativa ecológica y autosustentable.

No obstante, a pesar de sus múltiples ventajas, construir un invernadero no siempre resulta tan sencillo como parece. A continuación, te decimos cuales son los aspectos básicos antes de contratar un servicio de construcción de invernaderos.

¿Qué aspectos debo tener en cuenta antes de contratar un servicio de construcción de invernaderos?

Antes de solicitar una cotización, te recomendamos que respondas las siguientes preguntas:

¿Cuántos invernaderos deseo construir?

Suena obvio, pero muchas veces, cuando se pasa de largo la cantidad de invernaderos que se requieren, comienzan los problemas de presupuesto. Por tanto, es fundamental que definamos el número de invernaderos que deseamos construir, así como determinar para qué tipo de cultivos los vamos a utilizar.

¿De qué tamaño deben ser?

Lo primero que debes considerar es el tamaño de tu invernadero. Como ya hemos visto, cada cultivo es distinto, por lo que el tamaño siempre debe ajustarse a los requerimientos específicos y cumplir con las condiciones necesarias de luz, temperatura y humedad indispensables para su buen desarrollo.

¿Cuáles son mis necesidades de producción?

De igual forma que en el punto anterior, el tamaño y características de tu invernadero corresponderá a tus necesidades específicas de producción.

Por lo mismo, es necesario que definas con exactitud la cantidad de producto que quieres producir, así como a lo largo y ancho de tus sistemas.

También influye en la construcción de los invernaderos la frecuencia de producción, es decir si la producción será semanal o mensual.

Finalmente, es importante que consideres espacios para operar tu invernadero: define áreas de siembra, trasplante, estado vegetativo, cosecha, lavado, empaque, etcétera.

¿Cómo es el terreno en el que deseo construir mi invernadero?

Otro aspecto que debes considerar es el terreno en el que deseas construir tu invernadero. Es importante que analices la inclinación, si es de fácil acceso o si es propenso a inundaciones. El terreno puede determinar el tipo de materiales o estructura que se requerirá.

¿Cuáles son las condiciones climáticas de mi región?

Aunque el invernadero evitará que nos preocupemos por el clima a la hora de cultivar, no necesariamente quiere decir que debemos de ignorarlo por completo. El tipo de clima también influye en los materiales que se requiere para la construcción del invernadero. Climas extremadamente fríos requerirán de una mayor protección que aquellos que son templados mayoritariamente. Así mismo, no es lo mismo el material que se usa para climas muy fríos que aquel que se emplea en condiciones de calor extremo.

¿Qué tipo de invernadero quiero?

Existen diferentes tipos de invernaderos, cada uno diseñado para cumplir con una función específica.

Invernaderos de túnel.

Suelen ser los menos costosos , ya que son de fácil instalación y se adaptan a todo tipo de terreno. Son muy eficientes para proteger los cultivos del viento, la lluvia y la radiación solar. 

Invernadero túnel - Sencillo, resistente y económico

Invernaderos de capilla o góticos.

Permiten un mayor control de la temperatura, por lo que resultan más adecuados para cultivar jitomates, pepinos o pimientos.

Invernadero Capilla :: Cultivos Bajo Cubierta

Invernaderos para plántulas.

Tienen una menor altura y cuentan con materiales de alta calidad para asegurar el buen crecimiento del cultivo.

En AgriCo, calidad en la producción de plántulas – Agro Excelencia | La  Revista del Profesional del Campo

Invernaderos tropicales.

Están diseñados específicamente para locaciones calurosas y de mucha humedad. Cuentan con mallas antiáfido, para los cultivos de la entrada de microorganismos portadores de virus.

Invernadero Tropical

Invernaderos para acuacultura.

Sus características les permiten conservar de manera eficaz la temperatura y la humedad.

Invernaderos para acuicultura - Adaptados a la acuicultura

Invernadero tipo holandés.

Son invernaderos de vidrio, que contribuyen a un control más preciso de la temperatura.

Federación horticultores Holanda - Hortoinfo

¿Cuál es mi presupuesto?

El último aspecto, pero no por eso el menos importante. Siempre debemos considerar la cantidad de dinero que tenemos disponible para la construcción de nuestros invernaderos.

Así mismo, es muy recomendable que pidamos cotizaciones a distintos proveedores para elegir la opción que mejor se adapte a nuestro presupuesto.

¿En qué debo fijarme antes de contratar un servicio de construcción de invernaderos?

COSTOS

Para elegir la alternativa más adecuada, debemos considerar los costos que manejan los diferentes servicios de construcción de invernaderos.  Después de todo, nosotros somos los que estamos invirtiendo. Se trata de hacer rendir al máximo nuestro dinero.

NIVEL DE CALIDAD

Asegúrate que la empresa cuente con certificaciones y cumpla con los estándares de calidad adecuados.

VARIEDAD DE PRODUCTOS

Revisa qué tipos de invernaderos ofrece el proveedor en su catálogo o si, por el contrario, se especializa en un solo diseño. Esto es importante ya que, entre más amplia sea la oferta, es más probable que el proveedor pueda ofrecerte soluciones que se adecuen a tus necesidades específicas.

 

VENTAJAS

En términos generales, las principales ventajas de la construcción de invernaderos tiene que ver con una mayor eficiencia en la producción. Entre los aspectos más destacados podemos mencionar:

  • Ahorro de agua y energía
  • Disminución de herbicidas y otros productos químicos
  • Mejor control de plagas
  • Mayor aprovechamiento de las semillas
  • Condiciones controladas de cultivo
  • Cosechas fuera de temporada y con buen rendimiento
  • Aumento de la productividad y en la calidad del producto
  • Disminución de costos de producción

CONCLUSIÓN

Como hemos visto, producir alimentos en condiciones controladas  tiene su grado de complejidad, y la eficiencia y productividad de un invernadero depende de muchos factores, entre ellos el tipo de cultivo y la cantidad de producción estimada.

Por eso, antes de elegir una estructura y tamaños determinados, es importante que conozcas las diferentes opciones a tu alcance, de modo que puedas elegir el tipo de invernadero más rentable, así como el que mejor se adapte a tus necesidades.

Acércate a un proveedor autorizado y que cumpla con las certificaciones necesarias. Ellos podrán brindarte soluciones adecuadas para aumentar tu productividad y mejorar la calidad de tus productos.