Maneja tu Contabilidad Agrícola como las grandes empresas.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Maneja tu Contabilidad Agrícola como las grandes empresas

Más allá de la veracidad de la información básica de los sistemas contables, quizás la diferencia principal entre la Contabilidad Agrícola de un productor pequeño y una empresa grande está en el manejo y uso de la misma, y no están tan alejadas de las prácticas que se realizan.

Una empresa bien administrada en lo económico no sólo sabe cómo llevar adecuadamente la contabilidad, sino que toma sus decisiones con base en la interpretación correcta de la información económica obtenida.

“Una buena Gestión de tu Contabilidad te permitirá tomar Nuevas decisiones que hagan crecer tu Negocio Agrícola”

En otras palabras, la razón de ser de la información contable de una entidad agrícola no es tan solo la de permitir un mejor control de los recursos materiales y humanos, sino principalmente servir de guía para la acción a corto, mediano y largo plazos.

Pero veamos algunos consejos concretos para acercarnos como administradores al manejo de la contabilidad agrícola de las grandes empresas y por tanto a una camino más eficiente de nuestra empresa.

1. Registrar de inmediato toda incidencia con expresión monetaria

En otras palabras, que nada  pase inadvertido dentro de la entidad. Todo sistema contable es piramidal y se nutre de la información más detallada posible en la base; de ahí depende su veracidad funcional, o sea, su parecido con la realidad.

Un sistema contable sensible debe llegar hasta los menores detalles registrables sí o sí.

2. Conocer lo que gasta y genera cada cultivo

Conviene tener bien definidas las unidades de producción en las que se llevan a cabo la producción de alimentos y que generan gastos e ingresos, es decir los cultivos para el caso de una empresa agrícola. 

Cada cultivo tiene sus características (ciclo productivo, requerimientos culturales, precios de venta, necesidad de mano de obra, imprevistos) y por lo tanto conviene que estas diferencias se reflejan lo mejor posible en la contabilidad.

¿Qué conviene?

En algún punto del crecimiento de tu empresa Agrícola te vas a topar con la necesidad de aumentar tus áreas o unidades de producción por la demanda que ya no posible abastecer, para tomar la mejor decisión considera lo siguiente:

La decisión no será sólida si antes no has llevado los centros de costo de cada cultivo.

Para saber hacia dónde dirigir las inversiones habrá que cumplir ese primer consejo. De lo contrario, será imposible determinar con certeza dónde valdrá la pena aumentar las áreas de producción o instalar un sistema automatizado de riego, echar un camino productivo que agilice la extracción o nombrar un responsable permanente.

3. Verificar el origen de la información

Aun existiendo los mecanismos de auditoría interna, la inspección directa y sorpresiva por parte del administrador tiene efectos tanto en lo económico como en lo moral, mayormente en entidades medianas y pequeñas.

Los procedimientos de auditoría administrativa respaldan técnicamente la comprobación en la observación directa, la verificación de información de terrenos, y el análisis y confirmación de datos, los cuales son necesarios e imprescindibles.

4. Establecer comparaciones de costos

Toda gran empresa emplea las comparaciones con vistas a compulsar los indicadores de su contabilidad agrícola. 

Por lo tanto la gestión de costos conlleva tener un manejo adecuado del costo de los proyectos de la empresa, para los cuales hay que programar los recursos disponibles y evaluar la rentabilidad de los mismos; estimando su costo, preparando el presupuesto y controlando las variaciones en los desembolsos del mismo.

Además, la gestión de costos es de gran interés para la empresa porque nos permite mejorar la creciente la necesidad de competitividad y es fundamental para la toma de decisiones. También, hoy nadie duda que el precio lo fija el mercado aunque hace un tiempo los objetivos de conocer los costos era la fijación del precio de venta.

Los pequeños agricultores también deben hacer este tipo de gestión; por ejemplo, un productor que en condiciones similares obtenga dividendos mayores que los nuestros servirá de referencia e incentivo para al menos igualarlo. Claramente, para dar con las posibles causas habrá que tener un sistema contable confiable y que abarque con exactitud cada área.

5. Basar la toma de decisiones en los informes económicos

Los presupuestos, por ejemplo, siempre deben basarse sobre los estados financieros, de manera que tengan en cuenta los gastos unitarios y totales, los precios de venta y los volúmenes de producción reales. Igualmente cualquier cambio de táctica o estrategias productivas que no consideren la contabilidad agrícola están destinados al fracaso.

Debido a que el análisis de los costos empresariales es de gran importancia para la práctica, ya que su desconocimiento puede traer riesgos a la empresa, y en gran parte de los casos llevarla a su desaparición. Porque un inexperto puede solo apreciar el gran volumen de ventas, sin tomar en cuenta el alto coste que tiene cada producto y estar por debajo del punto de equilibrio de la empresa, llevándola a la quiebra.

6. Automatizar los procesos contables

Hoy en día no hay una gran empresa que no emplee softwares agrícolas en su gestión económica. 

Aunque los gastos de implementación suelen ser relativamente elevados, siempre la recompensa con creces. Estos sistemas aumentan notablemente la productividad del personal indirecto o administrativo, de manera que, además de permitir un manejo más certero de la contabilidad agrícola, reducen los costos de producción y mejoran el proceso de toma de decisiones.

Si quieres saber más continúa leyendo  Consejos de Administración Agrícola.