La poda en cultivos de Fresas: Recomendaciones y ventajas

Tiempo de lectura: 5 minutos

La poda forma parte de las tareas elementales que debe realizar todo agricultor. Sin embargo, cada planta tiene cuidados únicos, por lo que es importante tener en cuenta que la poda debe realizarse según las características de cada especie. Es por ello que aquí te señalaremos todos lo que debes saber sobre la poda en cultivos de fresas. 

La fresa, también conocida en algunas regiones como frutilla, es una planta herbácea caracterizadas por tener tallos rastreros, nudosos y con estolones, hojas grandes, trifoliadas, pecioladas y frutos rojos aromáticos.

Una vez que se desarrollan, se enraízan en los nudos donde nacen las hojas, y resulta necesario hacer una poda cuidadosa como parte del mantenimiento de esta planta.

Tal vez también te interese leer: Consejos para un cultivo de fresas de alta calida

¿Cómo podar una planta de fresas?

Poda de estolones

Los estolones son brote laterales, normalmente delgados que nacen en la base del tallo de las plantas herbáceas, y crecen horizontalmente con respecto al suelo.

Una vez que la planta produce estolones semente aireante un efecto limitante en la parte aérea, reduciendo la formación de coronas secundarias.

Es importante tener en cuenta que si se permite el desarrollo de estolones es probable que la planta de fresa se debilite. El crecimiento del fruto se debilita y perjudica la mayorición comercial de la cosecha.

Una vez que los estolones se encuentran desarrollados, consumen parte de los nutrientes de la planta; esto podría generar una disminución en la producción.

Igualmente, otro efecto negativo que causa el no podar regularmente los estolones es que disminuye la respuesta vegetativa y la inducción floral.

Por ende, el debe ser realizar revisiones de las revisiones y cortar el exceso.

Como dato adicional, recuerda que puedes ser las fresas por medio de los estolones. En este vídeo puedes aprender el correcto para hacer esto, como algunos consejos cuentos como regar con una combinación de agua y humus de lombriz.

Poda de hojas

La poda de hojas debe realizarse al menos una vez cada semana; nos encanta el libro, es necesario eliminar las todas las hojas adultas, enfermas y que no hay hijo funcionales, también denominadas “hojas parasitarias”, como así como los restos de inflorescencia.

Es distinguir fácil estas hojas ya que, gracias a la senescencia, adquiere un color amarillento o tonalidades pardas. En otros casos tienen una coloración negra, producto de la necrosis.

Es vital mantener una observación de las hojas para la cuenta de presencia de cualquier fisiopatía, y si la llegara a haber, rápidamente las hojas infectadas o bien aplicar el tratamiento adecuado.

Al eliminar las hojas las sedas, se flujo estimula a la planta para que tenga un mejor desempeño y desarrollo vegetativo, como mejor de aire.

De este modo se desecha cualquier posible infección por esporas, hongos, bacterias o virus que se encuentra presente en el ambiente y pueda contaminarla.

Podar las hojas facilitar el paso de la luz a las hojas sanas, la absorción de nutrientes y acelerando la renovación.

Poda de flores

 Del mismo modo que la poda de hojas, cuando se trata de las flores, es necesario osicos que se encuentran, viejas o marchitas, así que evita que las mismas dañen al resto de las flores.

Lo más recomendable es eliminar las primeras flores después de la siembra o el libro para darle fuerza a la planta.

Poda de frutos

Unicamente en el caso de que estos presenten tipo de fisiopatía, para evitar su propagación al resto de las plantas. Un ejemplo es el caso de la podredumbre de gris, que se propaga por medio de esporas.
Es importante cortar estos frutos estropeados rápidamente y siempre con una pequeña parte de la rama. Esto último aplicando para la cosecha de frutos sanos, pues evita que la planta sufra de enfermedades por hongos o humedad.

Tipos de Poda 

En los cultivos de fresa se son dos tipos de poda: la poda baja y la poda alta o deshoje.

Poda baja

Si en algún momento se presentan sanitarios en los cultivos, o un exceso de vigor, se deben eliminar las hojas basales, las yemas nuevas y las inflorescencias.

Es importante hacer esto con mucho cuidado para no maltratar las coronas, ya que es la estructura de la corona lo soportará las nuevas yemas.

Poda alta o deshoje

Este tipo de poda consiste en detener el desarrollo vertical u ortotrópico. Se realiza cuando se presentan condiciones sanitarias adecuadas.

Es recomendable para el centro de la vida productiva de la planta, como para formar tallos vigorosos con ramas.

Epocas para la poda en cultivos de fresas

Poda de Invierno (cultivar día corto y neutro)

Una vez llegado el invierno debe realizarse la poda. Sin embargo, hay que tener cuidado de que no sea muy temprano, es necesario darle tiempo a los cultivos para que acumulen las reservas en sus hojas. Estas se quemón en las coronas y raíces.

Dependiendo de los niveles de reservas que haya acumulado la planta en la temporada de respuesta, será mejor o peor en la siguiente primavera. Para que no existan deficiencias, es necesario contar con un programa de fertilización adecuado en la poscosecha.

La fecha de ejecución de la poda de invierno se debe a la zona en la que se encuentra la plantación.

En la que medida la zona sea más fría, más tarde debería realizar la poda de invierno. Así, se protegen las nuevas yemas que brotan en el inicio de la primavera.

Por razones sanitarias es eliminar del frutillar el desecho de la poda y desecharlo.

Poda de Verano (cultivar día corto)

Dependiendo de la variedad de la planta y su velocidad de crecimiento, la poda de verano se puede realizar para un poco de crecimiento vegetativo.

Esto se realiza solo en aquellos casos de exceso de vigor y poca. De este modo se promueve una segunda floración y se favorece la aparición de nuevos follajes con mayor fotos actividadintética.

La fecha más adecuada para la poda de verano es al término de la primera. Para así, no correr el riesgo de retrasar la segunda floración.

Recomendaciones

Debe realizarse después de los ciclos fuertes de producción, pero no antes de la primera producción. Esta limpieza permitirá que aumente la penetración de la luz solar sobre las plantas

– La poda de limpieza consiste en quitar el campo de lación de los viejos, hojas secas y las vueltas o restos de frutos que han caído a los suelos. De no limpiarse, quedan en la base de la macolla. Por lo que el procedimiento debe realizar con cuidado, para no maltratar los cultivos

Igualmente, la hojarasca retiene la humedad del ambiente, facilitando la formación y reproducción de hongos y bacterias sobre los frutos. Por lo que es necesario necesario una poda de limpieza regularmente

– Debido al crecimiento y la reproducción de tallos, es posible que acumule una gran cantidad de ramas muertas. Esto es algo común, ya que las plantaciones que necesitan ser cubiertas con polietileno negro, están en contacto con el calor de los rayos del sol. Así, en consecuencia, pueden secarse de sus hojas y ramas algunas

Es necesariocierse de quitar los excesos de vegetación seca de los cultivos para:

Dura su renovación

Facilitar la aplicación de plaguicidas

Prevenir el ataque de hongos y bacterias en la fruta