Invernadero Exitoso: La Productividad como Pieza Clave

Tiempo de lectura: 3 minutos

La pérdida de cultivos por motivos climáticos es uno de los principales problemas para el desarrollo de las actividades agrícolas. Hoy, la producción de cultivos en invernaderos es una técnica implementada en la agricultura; su principal ventaja sobre el método tradicional a cielo abierto es que establece una barrera entre el medio ambiente externo y el cultivo.

Pero, ¿qué debemos hacer para conseguir un invernadero exitoso?

Para obtener una producción favorable de nuestro invernadero debemos de tomar en cuenta y, sobre todo, comprender cuál es la manera en la que trabajan. Comencemos a entender paso por paso la funcionalidad de los mismos e incrementemos la productividad de los cultivos.

Principales objetivos de producción para lograr un invernadero exitoso

– Conseguir  producciones  determinadas  en  zonas  cuyo  clima  no  lo  permite  al  aire  libre, en  condiciones comerciales

– Conseguir producciones fuera de temporada

– Aumentar las  producciones  por  unidad  de  superficie,  acortar  los ciclos  de  las  plantas  permitiendo  un  mayor  número  de  ciclos  por temporada

– Disponer de condiciones de cultivo idóneas para el estudio o la investigación

Conocer las bases de nuestro invernadero nos permite tener un buen cimiento para una productividad óptima. Una vez comprendido esto, podemos identificar los factores que intervienen para alcanzar dichos objetivos.

Diseño y Construcción de Invernadero

Normalmente  la  construcción  de  un  invernadero  se  inicia  como parte  de  una  actividad  económica  para  la  producción  de  un determinado tipo de planta. Toma en cuenta lo siguiente:

1. Estudio climático de la zona: temperatura, vientos dominantes, intensidad de los mismos, insolación, nieve

2. Topografía del terreno

3. Análisis del suelo

4. Disponibilidad del agua y calidad de la misma

5. Drenaje

6. Acceso para el personal y medios de transporte

7. Reglamentaciones oficiales en cuanto a construcciones, permisos, distancias, etc

Estructuras 

Está conformada por el conjunto de elementos que son los que le otorgan la forma y resistencia al invernadero. ¿Qué características deben presentar?

1. Deben ser ligeras y resistentes

2. De material económico y de fácil conservación

3. Susceptibles de poder ser ampliadas

4. Que ocupen poca superficie

5. Adaptables y modificables a los materiales de cubierta

 Cubierta

La selección del tipo de cubierta se determina con base en las condiciones climáticas y de la especie a cultivar, debido a esto existen diferentes tipos de cubierta que a continuación presentamos:

1. Cubierta Plástica: El material debe ser de  polietileno  de  doble  capa  para  tener  calor  cuando haga   frió   en   el   exterior   y   prevenir   la   entrada   de   calor   al invernadero  cuando  haga  calor  en  el exterior

2. Malla Sombra: Se emplea  para  disminuir  la cantidad de energía radiante que llega a los cultivos; asimismo, se emplean  en  las  ventanas  de  los  invernaderos  con  el  objetivo  de impedir  la  entrada  de  insectos  y  reducir  el  uso  de  insumos fitosanitarios.

3. Malla Anti-insectos: Además de proteger   contra   los   insectos,   actúan   como   protección contra vientos,  lluvia,  cambios  repentinos  de temperatura  y aves

4. Vidrio: La cubierta  de  vidrio  fue  el  primer  material  en  utilizarse antes  de  la  aparición  de  los  materiales  plásticos.  Se  emplea principalmente  en  zonas  de  clima  extremadamente  frío.  Existen dos tipos de vidrio para cubierta: vidrio transparente  y  vidrio  translúcido.  El primero  deja  pasar  más  luz que  el  segundo;  el  translúcido  es  utilizado  en  regiones  con  gran luminosidad

Invertir en la producción protegida de alimentos cuesta tiempo y dinero.

Productores de frutas y hortalizas en invernadero necesitan tomar en cuenta ciertos factores de mantenimiento que les permitirán alargar la vida de su inversión, mientras incrementan la productividad del mismo.

Considerando los factores anteriores y, a través de una buena administración, podrás trabajar en condiciones óptimas para alcanzar tus objetivos de producción. Es necesario prestar atención al más mínimo detalle ya que un error puede ocasionarnos grandes pérdidas.

Ahora ya conoces lo que hay que hacer para obtener el máximo provecho a tu inversión y lograr un invernadero exitoso. ¡Intenta ponerlo en práctica!