Principales Fisiopatías de las cerezas y cómo combatirlas

Tiempo de lectura: 4 minutos

Las Fisiopatías de cerezas son situaciones comunes que se presentan en todo cultivo, la calidad del producto. En dicho sentido, es importante cuidar de la salud de la cereza. Es por ello que te presentamos las principales fisiopatías de las cerezas y formas de combatirlas. Para así, prevenir pérdidas cuantiosas de productos y presentar el consumidor un producto de calidad.
Las Fisiopatías se entienden como parando las alteraciones del metabolismo de frutos inducidos por condiciones sra.de cultivo y ambientales que en día la calidad de la vida de la planta. En dicho sentido, es muy común que, en plantaciones a gran escala, los cultivos sean a plagas y enfermedades. De esta forma, una enfermedad que perjudican la cosecha y productividad del cultivo.

Principales Fisiopatías de las Cerezas

Agrietamiento

El Cracking es uno de los principales problemas que hacer que los productores en los cultivos. Así, el Cracking es la partidura de la cereza por la absorción de agua a través de la piel.
Esta fisolo es una de las principales causas de las pérdidas de cosecha de las Cerezas. Por su parte, las fisiopatías de los cultivos aparecen a el agua de lluvia de la época de maduración.
En dicho sentido, las fisiopatías en los cultivos se presenta con el incremento de la presión osmótica del interior del fruto. De esta manera, se evidencias síntomas como:

  • Aumento del volumen
  • Fisuras en la epidermis de la fruta
  • Sen fisuras en las zonas penduculares, ecuatoriales o calicinal del cerezo.

Igualmente, la aparición y evolución de la enfermedad de caracteriza por varias etapas de desarrollo:

  1. 1. La primera etapa se caracteriza por un crecimiento rápido y en volumen de la fruta.
  2. 2. La segunda etapa se caracteriza por lación diferencia celular, donde la duración de la fruta de la variedad.
  3. 3. La última etapa corresponde a un período de diez y veinte días donde la fruta se maduramente, aumenta de volumen ocurre la partidura. Todo ello junto con la maduración del color y presencia de humedad en la fruta.

¿Cómo combatirla?
Se recomienda la utilización de:

  • – Glicerina Betaina: Es un tratamiento químico que actúa sobre parte de un grupo de moléculas denominadas OSMOREGULADORES. Así, el producto actúa reduciendo la incidencia del Cracking en cerezas
  • – La aplicación de soluciones de calcio a través de tratamientos foliares permite el refuerzo de las estructuras y paredes celulares del tejido. Por lo que se recomienda la utilización de un tratamiento rico en calcio.

bannererp-693x101-3

Picaduras

El Pitting es una de las principales fisiopatías en los cultivos de cereza que aparecen como depresiones en la superficie de la fruta. Estas son lás por el colapso de las células localizadas debajo de la piel. Así, suelen el resultado de daños físicos ocasionados por impactos.
De esta forma, se rompen las células parenquimáticas de la fruta. Por ello daños mecánicos o físicos que ocasionan los síntomas de pitting:

  • – Impacto: El daño por impacto en el relacionado con la presión ejercida sobre el fruto de forma instantánea. De ello resulta su caída y magolladura.
  • – Compresión: El daño por compresión se relaciona con la presión ejercida en forma gradual sobre el fruto. Tal es así que la ocasiona de la presión impartida por los dedos de los cosecheros, la compresión del fruto. Así, la cereza se rompe y magolla, durante el proceso de cosecha, transporte y comercialización.

¿Cómo combatirla?

Las condiciones de almacenamiento pueden afectar el desarrollo de pitting, es por ello que se recomienda:

  • – La utilización y conservación de la fruta en ambientes controlados entre los 1.5 y 20 ºC de conservación.
  • – La aplicación de giberelinas o calcio pueden ser efectivos ya que mantienen la firmeza
  • – La realización de una cosecha cuidadosa, es capaz de reducir a la mitad la posibilidad de ocurrencia de pitting.
  • – Reducir el número de impactos que sufren los frutos.

Cribado o Perdigonada (Coryneum beijerinckii)

El cribado o Perdigonada es la manifestación de un hongo el Clasterosporium carpophilum que suele aparecer asociado a los frutales de hueso.
Igualmente es una de las fisiopatías más comunes en cultivos de cerezas. Es una enfermedad fácilmente reconocible por presentarse como un hongo que forma manchas rosadas en las hojas.
Suele presentarse al agricultor con las siguientes características:

  • – Las hojas se cubren de pequeñas manchas rojizas circulares que se van secando y perforando.
  • Ramas jóvenes con pequeñas manchas redondeadas.
  • – Ramas y tallos deprimidos
  • – Hojas de color rojizo en los bordes y gris en el centro
  • – Si los frutos son atacados precozmente, caen al suelo.
  • – Los frutos pueden presentar necrosis puntiforme
  • – La pulpa se seca hasta dejar desnudo al hueso.
  • – Sobre el fruto también se forman esas manchas que pardean con el tiempo y la cereza pierde su valor comercial

¿Cómo combatirla?
El tratamiento para la perdigonada es emplear Ziram 76%  dispersable en agua.
También querrás leer: Técnicas para un cultivo de fresas de alta calidad

Moniliosis (Monilia laxa, Monilia fructigena)

La Moniliosis es una fisiopatía de la cereza que se caracteriza por la podredumbre parda de los frutales, generada por diferentes especies de hongos, del genero Monilinia.
Entre la sintomatología presentada se encuentra:

  • – Las flores atacadas se secan y se cubren de un moho gris muy fino.
  • – Los frutos próximos a la madurez, si son atacados, se marchitan y se cubren de pústulas grisáceas y, finalmente se secan.
  • – Las ramas también pueden ser atacadas y después de la infección acaban secándose.

¿Cómo Combatirla?
Generalmente, la forma más efectiva de combatirlas es cuidando las condiciones ambientales donde se desarrolle el cultivo. En dicho sentido es importante tener en cuenta que existen dos tipos de formas de combatir la fisiopatía:
Prácticas culturales: Es importante estudiar bien la zona de ejecución y planeación del cultivo. Así, se evitan previas con riesgos elevados de padecer esta enfermedad. Igualmente, es importante escoger la variedad de semilla que más se adapte a las zonas agroclimáticas del cultivo, para prevenir la enfermedad. Igualmente se recomienda:

  • – Destruir las partes del árbol afectadas (momias)
  • – Airear las copas de los árboles a través de las podas
  • Restringir el abonado nitrogenado
  • – Aumentar ligeramente las dosis de fósforo y potasio.

Control químico: Se recomienda realizar tratamientos otoño-invernales para disminuir la cantidad de inóculo. Así, te presentamos una variedad de tratamientos efectivos que sirven como preventivos y neutralizadores de la patología.

  • – AZUFRE 80% + CIPROCONAZOL 0,8%
  • – CAPTAN 47,5%
  • – CAPTAN 50%
  •  CIPRODINIL 37,5% + FLUDIOXONIL 25%
  • – DIFENOCONAZOL 25%
  • – FENHEXAMIDA 50%
  • – HIDROXIDO CUPRICO 35%