Fertilizantes químicos y orgánicos ¿Cuál es la diferencia?

Tiempo de lectura: 5 minutos

Los cultivos requieren de muchos cuidados para poderse desarrollar de manera adecuada y poder obtener cosechas exitosas cuando llegue el momento.

Se necesita de diversos nutrientes para un buen rendimiento y óptimo desarrollo. Estos son adquiridos de diversas maneras, por medio del aire, a través de sus hojas y del suelo a través de sus raíces.

Los suelos cuentan con nutrientes que ayudarán a las plantas a crecer, sin embargo, a veces estos pueden no ser suficientes para abastecer por completo el desarrollo del cultivo, es por ello que las personas buscan diversas maneras de nutrir los terrenos en donde sus cultivos crecerán, el método más confiable para ello es el uso de fertilizantes.

Tipos de fertilizantes 

Así como en todo en esta vida el ser humano tiene múltiples opciones al alcance de sus manos y depende de el escoger la más conveniente para satisfacer sus necesidades.

En el mundo de la agricultura existen fertilizantes químicos y orgánicos y cada uno viene con beneficios, y claro, desventajas.

Al momento de elegir un tipo de fertilizante lo que verdaderamente debe importar es la necesidad de la planta, las características específicas de los suelos, extensión y claro tipo de cultivo y de producción.

Fertilizantes químicos 

Son aquellos desarrollados por el hombre que normalmente son de origen mineral, o sintético. También es conocido como abono químico porque en este tipo de abonos se encuentra la presencia de al menos un elemento químico que la planta necesita para su ciclo de vida.

Este tipo de fertilizante trae consigo diversos beneficios como:

  • Composiciones químicas definidas
  • Enriquece los cultivos con nutrientes vitales
  • Nutre la tierra en donde crecerán los cultivos
  • Aumento de producción en los cultivos

Los fertilizantes inorgánicos están compuestos por elementos químicos que contienen nutrientes necesarios para los cultivos, y vienen en diferentes formas, existen líquidos, en polvo, en sales y granulados, así como una amplia clasificación de ellos, pero nos enfocaremos en la descripción de los principales.

-Fertilizantes nitrogenados

Contienen alto porcentaje de nitrógeno, en forma absorbible para las plantas como el nitrato y el amonio. Los principales fertilizantes nitrogenados son: urea, sulfato de amonio, nitrato de amonio, MAP (Fosfato monoamónico) y DAP (Fosfato diamónico). Siendo la urea el fertilizante nitrogenado más empleado en el mundo.

-Fertilizante fosfatado

Dentro de los fertilizantes fosfatados, se pueden clasificar entre fertilizantes solubles, que liberan de manera rápida el P, se encuentran disponibles de manera rápida para ser absorbida por los cultivos; e insolubles, que liberan de manera lenta el P, por lo que estará disponible a través del tiempo.

Los principales fertilizantes con fosfato son los siguientes: Superfosfato de calcio triple (SFT), Superfosfato de calcio simple (SFS),Fosfato monopotásico (MKP), Fosfato dipotásico (DKP),Fosfato monoamónico (MAP) y Fosfato diamónico (DAP).

-Fertilizante potásico

El potasio es un elemento esencial para los cultivos, este elemento suele ser abundante en muchos tipos de suelo, sin embargo sólo una fracción puede ser aprovechable por los cultivos. El fertilizante potásico más empleado es el Cloruro de potasio (KCl), otros también empleados son: Sulfato de potasio, Nitrato de potasio y Sulfato de potasio y magnesio. 

-Fertilizante con micronutriente

Los micronutrientes son esenciales para el correcto funcionamiento de los cultivos, se requieren en bajas cantidades, sin embargo no significa que se deben omitir en un plan de fertilización. Por lo general la principal forma de aplicar micronutrientes es mediante las impurezas de fertilizantes sulfatados, fuentes quelantes y mediante fertilización foliar con micronutrientes (Zinc, Hierro, Cobre, Manganeso, Molibdeno y Boro). 

-Fertilizante compuesto

Son fertilizantes que contienen varios nutrientes combinados en una misma partícula o gránulo, las combinaciones más comunes de estos son: 10-10-10, 12-12-12, 17-17-17, 21-7-14 y otras más.

Fertilizantes orgánicos 

Estos se crean de manera natural, con poca o incluso nula participación del ser humano para su elaboración, pueden ser de origen mineral, vegetal, animal o mixto. Y se originan de la mezcla de materiales que se obtienen de la degradación y mineralización de residuos orgánicos.

Algunas de los mayores beneficios de los fertilizantes orgánicos son:

  • Amigables con el medio ambiente
  • Alimento no tóxico 
  • Mayor fertilidad del suelo
  • Gran cantidad de nutrientes para el suelo

 El uso de fuentes orgánicas de fertilizantes ayuda tanto al aporte de micro y macro nutrientes como a mejorar las características del suelo, desde una perspectiva de características físicas como la porosidad, retención de agua, permeabilidad, descompactación etc. y biológicas como aumento de la población de microorganismos benéficos.

Muchas de las fuentes orgánicas de fertilizantes contienen concentraciones variables de nutrientes, debido a su origen , por lo que es sugerible realizar un análisis del mismo para conocer el aporte real a nuestro suelo y cultivos.

Siempre es necesario que nuestro suelo cuente con un porcentaje de entre 1-4% de materia orgánica, la cual puede ser complementada con fertilizantes orgánicos, ya que estos forman complejos con lo minerales de suelo que tienen la capacidad de retener nutrientes y hacerlos disponibles a los cultivos.

Un dato interesante es que los aportes de materia orgánica tienen un contenido importante de potasio soluble y asimilable para los cultivos, así como de micronutrientes. 

¿Cómo se cual es el indicado para mí?

Muchas veces las personas entran en conflicto al momento de decidir cuál    será el mejor método para mejorar sus producciones. La realidad es que el uso de los fertilizantes químicos, orgánicos e incluso la combinación de ambos es algo que dependerá totalmente de las necesidades de la planta.

Es importante que al decidir que tipo de fertilizante utilizarás, conozcas el tipo de suelo en donde tus cultivos se desarrollarán, la extensión del terreno y claro tu tipo de cultivos.

Conocer tus cultivos te ayudará mucho al momento de tomar decisiones importantes que tengan que ver con su desarrollo. Al final la elección del tipo de fertilizante va a depender de las características del suelo donde se aplicará, tipo de cultivo y costo por unidad de fertilizante, por lo que elegir el tipo de fertilizante es una de las decisiones más importantes para lograr una mayor eficiencia.

Cuidar de nuestras plantas es importante, por ello te invitamos a que sigas aprendiendo sobre los fertilizantes y conozcas mejor esta herramienta junto a nosotros. No dejes de leer ” Tipos de fertilizantes “  y descubre la diferencia entre cada uno de ellos.

Asesoría agrónoma por Lucero Mendoza Alvarado

Redacción por Cristina Del Pilar León Castro