Fertilizantes orgánicos en tu producción: Todo lo que debes saber

Tiempo de lectura: 5 minutos

Los fertilizantes orgánicos son empleados en el campo para aportar los nutrientes necesarios a las plantaciones. Estos nutrientes proceden de materiales carbonados de origen animal o vegetal. Así como de algún otro compuesto natural que contenga material orgánico.

Hoy en día existen varios tipos de fertilizantes inorgánicos (de origen mineral) en la industria agrícola. Su uso, generalmente inadecuado, puede provocar el debilitamiento de los suelos, desequilibrando los nutrientes y las materias orgánicas en ellos, lo cual tiene un gran impacto negativo en la producción. Es aquí donde se refleja el valor que los fertilizantes de origen orgánico le ofrecen al agricultor.

¿Qué es un fertilizante o abono orgánico?

Se trata de compuestos obtenidos a partir de la degradación y la mineralización de residuos de origen orgánico, que puede ser animal, como el estiércol, vegetal, como los restos de pasadas cosechas, e industrial, como algunos lodos.

Al ser aplicados en el suelo, estos compuestos se encargan de aportarle nutrientes, modificar su estrucutura, y activar e incrementar la actividad microbiana en la tierra, todo esto para, finalmente, mejorar las caracterísitcas físicas, químicas y biológicas.

Estos abonos son ricos en materia orgánica, microorganismos y energía, y contiene muy pocos elementos inorgánicos.

¿Por qué es importante reponer la materia orgánica de los suelos?

Generalmente el trabajo de la tierra durante las plantaciones de labranza y uso de químicos, alteran el ambiente microbiano del suelo.

Estos microorganismos, como hongos, bacterias, y otros organismos benéficos, son los responsables de la descomposición de restos orgánicos necesarios. En dicho sentido, afectan la formación de nutrientes como el carbono.

Así, para que los cultivos sean prósperos y se aproveche al máximo el potencial de los suelos, es necesario que exista un equilibrio entre la cantidad de nutrientes y los requerimientos biológicos de las plantas.

Los fertilizantes orgánicos, contienen características en su conformación tales como:

  • Son formadores de humus, el cual enriquece el suelo modificando algunas propiedades como el pH
  • – La capacidad de intercambio iónico
  • – La disponibilidad de elementos como fósforo, calcio, magnesio, y potasio.

Eso último, trae consigo resultados positivos para los suelos. En dicho sentido, los hace mucho más propicios para la conservación y el desarrollo de los cultivos. Además de disminuir los niveles de acidez que muchas veces influye en la retención de fosfatos y otros aniones.

Por ello, el aumento en la prosperidad del suelo, incrementa la capacidad de retención y velocidad de infiltración del agua.

¿Qué tipos de fertilizantes orgánicos utilizar para mejorar el rendimiento de los suelos?

Fertilizantes orgánicos

Abono

Existen diversas sustancias orgánicas que se pueden utilizar como abono, pero el más común es el estiércol. La composición de este dependerá de la especie animal de la cual provenga.

En la agricultura suele emplearse estiércol de ganado vacuno, de oveja, caballo, gallina, entre otros. Poseen la ventaja de que son de rápida descomposición.

El estiércol freso suele usarse en un proceso conocido como solarización. Dicho proceso permite desparasitar el suelo y matar a las plagas gracias al calor del sol y a la fermentación. Para conocer más sobre está técnica, lee Solarización del suelo: Procedimiento y Beneficios.

Por su parte, el estiércol curado (producto de la exposición al sol), se puede aplicar directamente a la tierra y las plantas, mejorando su fertilidad.

Humus

El humus es una sustancia compuesta por ciertos productos orgánicos. En él se concentran grandes cantidades de carbono y se encuentra en la descomposición de material orgánico como fragmentos vegetales, exudados de raíces, plantas o animales y en excremento.

El humus de lombriz, el cual se obtiene con la ayuda del proceso digestivo de las lombrices también es un excelente fertilizante orgánico, ya que tiene un pH neutro y puede ser indicado para todo tipo de plantas, además de aportar nitrógeno y otros nutrientes, también es resistente a terrenos arcillosos o arenosos.

Turba

Es un material orgánico rico en carbono, que se forma por la descomposición parcial en aguas humedales. Posee la capacidad de mejorar la retención del agua.

Abono verde

Es un tipo de cultivo de cobertura que se agrega en las tierras para incorporar nutrientes y materia orgánica al suelo. Se compone principalmente de plantas, como leguminosas. Este tipo de fertilizantes son muy comunes en el sector privado gracias a sus beneficios.

Compost

También llamado compostaje, es un producto que se obtiene de restos de origen animal y vegetal, es decir, de desechos orgánicos. La descomposición de estos elementos gracias a la fermentación y reproducción masiva de baterías es lo que permite la formación del compost.

Aserrín

El aserrín es una mezcla que resulta de los restos de madera, el cual puede ser mezclado con compost y humus para aumentar su rendimiento, también es útil si se agrega urea. El mismo puede disminuir la población de maleza al ser incorporado en los suelos, y evitar el aflojamiento.

Harina de huesos

Es un preparado alimenticio de carne y hueso que se emplea principalmente en los piensos del ganado, pero también puede ser usado como abono orgánico.

Cenizas

Además de ser una solución a las plagas y enfermedades causadas por hongos, la cenizas son capaces de aportar calcio magnesio y potasio, además de ser muy útiles para mejorar los suelos con un pH muy ácido gracias a su ligero efecto alcalino.

Guano

El guano es el sustrato resultante de la acumulación de excremente de mamíferos como aves marinas, murciélagos y focas. Es un fertilizante altamente efectivo gracias a los altos niveles de nitrógeno, fósforo y potasio que aporta a las plantas.

Ventajas y Desventajas en el uso de fertilizantes orgánicos

Ventajas

  • Mejoran la fertilidad y salud del suelo al potenciar la materia orgánica y mejorar el ecosistema microbiano
  • Mejora la estructura de la tierra, permitiendo la retención e infiltración del agua y ayuda a prevenir la erosión del suelo
  • – Son de fácil disponibilidad ya que se encuentran presentes en varios elementos
  • – Es una alternativa más económica a los fertilizantes químicos
  • – Son mucho más positivos para el mantenimiento del medio ambiente ya que favorecen el equilibrio natural

Desventajas

  • – Los fertilizantes orgánicos requieren de mucho trabajo, ya que conseguir ciertos elementos como el estiércol y preparar compost requiere de mano de obra en la acumulación de cantidades adecuadas para el cultivo
  • – Puede llegar a ser complicado encontrar un equilibrio adecuado en la cantidad de nutrientes que requieren ciertas plantas
  • – También existe la posibilidad de exceder en las cantidades de fertilizantes y provocar daños en el suelo y los cultivos
  • – Si se utiliza fertilizantes orgánicos comerciales puede llegar a ser incluso más costoso que los fertilizantes químicos
  • – El compost y ciertos abonos pueden traer consigo semillas de malas hierbas
  • – Pueden provocar enfermedades por la atracción de sustancias tóxicas como en plomo y el aluminio
  • – Pueden ser potencialmente patógenos, sobre todo el compost, debido a algunos patógenos presentes en la materia orgánica. Los cuales pueden entrar en el sistema del agua o cultivos de alimentos trayendo consigo graves consecuencias en la salud humana

En este artículo se habla sobre los peligros que puede acarrear el uso de compostas orgánicas. Quizás te interese leerlo.