¿Gasto o inversión? Reduce tus costos con tecnología.

Tiempo de lectura: 8 minutos

¿La tecnología puede reducir mis costos de operación? El objetivo de este artículo es traer nuevas respuestas a esta antigua pregunta, por  eso es mejor empezar con lo que todos ya sabemos, “A menores costos, mayores  ganancias”, reza una vieja ley de los negocios que a primera vista parece inapelable.  La idea de costos menores, ya queda antigua, si lo primero que se nos viene a la  cabeza, es la idea de reducir personal o comprar insumos de menor calidad, estos  precipitados recortes pueden resultar en un daño a la productividad muy contrario al  resultado que se busca.  

A la hora de recortar costos, la tecnología se presenta como un aliado fundamental  para reducir gastos a mediano y largo plazo. Toda incorporación de nueva tecnología  a primera vista se aprecia como un gasto, más si se tiene la capacidad de ver más allá  del horizonte, se podrá ver que este aparente desembolso queda totalmente amortizado por las ventajas que genera el acceso a los datos, eficiencia de producción, ahorro de insumos, mano de obra y aún más importante, de tiempo.

primeros beneficios

Para ver estos beneficios, tenemos que observar a quienes comenzaron a usar esta tecnologías, por ejemplo el uso de herramientas tecnológicas en los cultivos de países desarrollados es enorme, ya que hace años comprendieron que el costo de operación aumenta si no se cultiva con responsabilidad y eficiencia en la producción. 

Para ver estos beneficios, tenemos que observar a quienes comenzaron a usar esta tecnologías, por ejemplo el uso de herramientas tecnológicas en los cultivos de países desarrollados es enorme, ya que hace años comprendieron que el costo de operación aumenta si no se cultiva con responsabilidad y eficiencia en la producción. 

De acuerdo con el “Observatorio para la Innovación Agraria Agroalimentaria y Forestal” (OPIA), organismo situado en Chile para fortalecer la productividad, tiene como objetivo aumentar la incorporación de nuevas tecnologías en los procesos productivos del  sector agrícola, los cuales permiten disminuir tiempo y costos, sin que necesariamente el agricultor esté físicamente en el campo. Las soluciones tecnológicas en el agro a  nivel mundial son variadas y todas ellas se centran en optimizar y aumentar la rentabilidad en el campo. 

A nivel Latinoamericano, grandes potencias agroexportadoras también apuntan a  hacia la tecnología como un fuerte aliado para las mejoras en el sector del agro, es así  que en el marco de la Semana del Conocimiento FONTAGRO 2021, el ministro de  agricultura de Argentina Luis Eugenio Basterra, destacó: 

“Lo más relevante para nosotros es tener la oportunidad de interactuar para  incrementar la competitividad del sector agropecuario, con un sentido básicamente  inclusivo tanto en lo territorial como en lo social. Sin duda son los lineamientos que  nosotros propondremos a que se hagan en nuestros institutos de innovación e  investigación”. 

tecnologías aliadas

A continuación enumeramos algunos aliados tecnológicos, a los cuales, aquellos  productores interesados en optimizar sus costos y rendimientos deben prestar atención:

Sensores:

Estas herramientas informáticas se basan en el monitoreo en tiempo real de las muchas variables agrícolas que influyen el ciclo agrícola. Los sensores en todas sus variedades aparecen como una manera inteligente de recolectar grandes cúmulos de información, que a simple vista, sería imposible de lograr. Los sensores abarcan toda la cadena productiva desde el suelo previo a la siembra, hasta su traslado a los sitios de almacenamiento e incluso transporte logístico.


Software agrícola:

En agricultura es importante estar bien informados sobre los diferentes aspectos que influyen en la operación diaria. Gracias a este tipo de aplicaciones puedes tener al alcance de la mano, los datos actualizados necesarios para tomar mejores decisiones en el momento adecuado. Los softwares enfocados en el sector agrícola nos brindan, entre otros, los siguientes beneficios: información en tiempo real y remota; registro y control de datos, coordinar entre trabajadores diferentes funciones; trazabilizar el uso de agroquímicos e insumos, así como la automatización y estandarización de procesos administrativos.


Biotecnología (Biotechs):

El avance en el estudio de la genética de las semillas permite hacer nuevos descubrimientos en especies vegetales. Los principales avances de la biotecnología, que el productor puede aprovechar son la creación de semillas más resistentes a las plagas y a los climas adversos. El conocimiento del metabolismo de las plantas permite mejorar e introducir algunas características diferentes. En el tomate, por ejemplo, se ha logrado mejorar la textura y la consistencia impidiendo el proceso de maduración, al incorporar un gen que inhibe la formación de pectinasa, enzima que se activa en el curso del envejecimiento del fruto y que produce una degradación de la pared celular y la pérdida de la consistencia del fruto. En maíz se trabaja en aumentar el contenido en ácido oleico y en incrementar la producción de almidones específicos. En tabaco y soja, se ha conseguido aumentar el contenido en metionina, aminoácido esencial, mejorando así la calidad nutritiva de las especies.


Granjas verticales / Smart cities:

Esta tecnología se basa en la idea de transformar espacios urbanos de grandes ciudades, en huertas de alta productividad. Además, estas granjas se caracterizan por tener control de los parámetros de cultivo, maximizar la seguridad alimentaria, baja mano de obra humana y tener una alta utilización de tecnología que permita incrementar la productividad.


Tecnología satelital:

La tecnología de GPS aplicada a la agricultura no es nueva y los avances continúan, La NASA apuesta por la tecnología satelital para predecir sequías y ayudar así a los agricultores. Por su parte, la Agencia Espacial Europea, está desarrollando aplicaciones basadas en la misma tecnología para monitorear plantaciones y zonas ganaderas.


Agricultura “orgánica o verde”:

Se trata de nuevos sitios de venta y cadenas de distribución que conectan directamente a los productores con los consumidores finales. Estas cadenas facilitan el intercambio, acercan al productor a sus clientes y se reducen los gastos extras generados por intermediarios.


Capacitación en el uso de las nuevas tecnologías:

Las nuevas tecnologías no siempre son fáciles de llevar por eso se recomienda capacitarse y o capacitar a sus empleados para no cometer errores que pudieran dañar los nuevos sistemas y herramientas. Estas capacitaciones permiten llevar a cabo todas las funciones que las nuevas tecnologías ofrecen y para sacar de ellas los máximos réditos.

 

Las opciones tecnológicas se presentan, ya no solo como el aliado clave para el futuro,  si no que están firmes y presentes, en el aquí y ahora, y día a día se acercan cada  vez más a todos los productores, pese a esto las nuevas tecnologías son solo una muestra de las tantas opciones a las que el productor puede echar mano para lograr la tan deseada eficiencia en la producción. 

Es común escuchar decir que un sistema económico es más eficiente que otro si provee más bienes y servicios para la sociedad utilizando los mismos recursos económicos, por eso a continuación ofrecemos las siguientes claves, que para un productor que  busque reducir sus costos se presentan como atractivas opciones.

¿Ya consideraste lo siguiente?


La eficiencia energética:

La eficiencia energética es una práctica que tiene como objetivo reducir el consumo de energía para realizar una actividad específica. Por lo tanto, en el caso del sector agrícola, es necesario optimizar el uso de la energía, mejorando o reduciendo su consumo, para producir el mismo o un mayor número de productos.


Aprovechamiento de los recursos naturales disponibles:

El agua, la luz solar, la tierra y sus nutrientes son recursos naturales que el productor debe saber aprovechar y cuidar. Almacenar agua de lluvia y reducir el uso de pesticidas que contaminan las napas subterráneas son buenos principios para conservar la pureza de este recurso tan importante para el riego de los cultivos. La luz solar es un recurso natural de los más desaprovechados. Elegir el cultivo adecuado según la cantidad de luz solar disponible, debe ser fundamental antes de la siembra. Otra opción a nombrar aquí son los paneles solares que convierten la luz solar en energía eléctrica. Los suelos son otro recurso natural que debe ser siempre tenido en cuenta a la hora de hablar de costos, los fertilizantes encabezan la lista, una rotación de cultivos puede ahorrarnos a mediano plazo, mucho consumos de fertilizante, pues una rotación de cultivos eficiente le aportará una amplia variedad de nutrientes, que con un cultivo extensivo de la misma plantación agotaría prontamente.


Participación en asociaciones agrícolas

Ya en la antigua Grecia, hace miles de años, fue acuñada la frase "la unión hace la fuerza" y a lo largo de los años esto no ha cambiado, aún hoy, el trabajo en equipo con otros productores aparece como una buena manera de reducir sus costos de producción. Los productores trabajando juntos en asociaciones agrícolas pueden obtener las siguientes ventajas: Mejorar el precio de los insumos en las compras y las ventas de la producción: El tamaño pequeño de las operaciones es un aspecto significativo de los problemas asociados con los agricultores pequeños y marginales. Requieren insumos agrícolas en pequeñas cantidades, que obtienen del mercado local a un precio de 20-30 por ciento más alto que el precio del mercado. Por eso el reunirse para hacer comprar “al por mayor” es sin duda una ventaja significativa. No solo se conseguirán comprar más barato si no que el mercado prestará mucha más atención a una asociación de vendedores, que puede ofrecer un mayor caudal de mercancía y en la negociación, una asociación agrícola, podrá presionar para conseguir precios más altos.
Acceso a créditos y a subsidios: La mayoría de los contratos favorecen a los agricultores a gran escala y en consecuencia, los productores más pobres pueden quedar fuera del proceso de desarrollo. Por otra parte, los productores no siempre están capacitados para rellenar los extensos formularios que un estado, organización o banco exige para subsidiar su producción. Se le suma a esto que los créditos bancarios, con alta tasas de usura, pueden poner a un productor desprevenido en una situación muy ajustada. Las asociaciones agrícolas ofrecen un marco de acompañamiento y capacitación a la hora de enfrentar un nuevo contrato, crédito o subsidio.
Facilitar la participación de los pequeños productores en los procesos de toma de decisión: Un pequeño productor en el día a día de su emprendimiento se topa con variedad de conflictos que lo perjudican, ante estos impedimentos muchas veces injustos, él no siempre podrá hacer sentir su voz en un conflicto. Una asociación bien organizada tendrá más peso en la toma de decisiones a nivel local y a gran escala podrá gestionar el apoyo de otras asociaciones similares para respaldar al productor en sus reclamos. La pregunta ¿Cómo reducir costos en la agricultura? es como ya dijimos antigua y la respuesta no será nunca una sola, por eso esperamos que después de leer este artículo, usted ya tenga nuevas ideas y opciones para aplicar a su producción.

La pregunta ¿Cómo reducir costos en la agricultura? Como ya mencionamos anteriormente, la respuesta no será nunca una sola, por eso esperamos que después de leer este  artículo, usted ya tenga nuevas ideas y opciones para aplicar a su producción. 

No olvides solicitar más información del software de gestión agrícola:  Agroware.