El Cultivo de Zarzamora y su adecuada Fertilización

Tiempo de lectura: 7 minutos

El cultivo de Zarzamora es poco común en latinoamérica. Aún cuando, son rosáceas ricas en vitaminas que reconstituyen y compensan el sistema orgánico con nutrientes y vitaminas. Por lo que se presentan como son excelentes opciones de cultivo que beneficios que beneficios al consumidor y agricultor. Es por ello aquí te presentamos la forma más adecuada de cultivar y fertilizar zarzamoras.

Las zarzamoras, también comúnmente como mora o por su nombre científico, Rubus Ulmifubus es una fructicosa presentada en forma de vigoroso, con tallos subterráneos, erectos y espinados.

Sus hojas están compuestas de 3-5 foliolos acuchillados.

Su reproducción se presenta mayormente en bosques. Se caracteriza por tener un crecimiento, invasivo y rápidamente expansivo en zonas húmedas.

Por su parte, es principalmente proveniente de Europa, Asia y Africa del Norte. Igualmente, ha sido introducida en América, principalmente en Chile. Donde la masificación de su reproducción ha tener efectos negativos en la región. Tal es así que ha sido catalogada como una especie invasora dentro del propio cultivo.

En efecto, la zarzamora es capaz de propagarse rápidamente, acabando extensos campos de maleza floral, colonizando rápidamente bosques, montes bajos y laderas.

La Zarzamora es una planta hermafrodita que forma de un fruto -mora- . Este es compuesto y globuloso, formado por pequeñas drupas unidas entre sí que los años una formación multidruposa. Dando origen al fruto que hoy en día conocemos como Zarzamora.

Un hecho inusual respecto al rosáceo es que tanto la coloración de la fruta como de la flor, determinan su grado de maduración (Verde, Rojo y Negro).

De esta manera, es bastante sencillo identificación la madurez tanto de la planta como de su fruto. Por la coloración que tiene cada unarespectivamente.

Así, para una adecuada fertilización que provea de los nutrientes necesarios es importante tener en cuenta la necesidad de controles sobre los cultivos debido a su alta expansividad y rápida reproducción.

Por su parte, debido a los recursos y propiedades vitamínicas que ofrece la zarzamora, es considerada un excelente recurso alimentario. No fue sino, a partir de S. XIX que su demanda 1 y se empezó a visualizar el crecimiento movimiento del mercado agrícola de Zarzamoras.

Dicho lo anterior, te presentamos todos los pasos agnólicas agroclimáticas a tener en cuenta, para el desarrollo y fertilización del cultivo. Para proveer al consumidor un fruto de mayor calidad, en cuanto a sus nutrientes y minerales.

Cciones para el cultivo de zarzamora

La zarzamora por ser una planta alta de clima templado.

Necesita crecer en lugares en tiempo que exista un espacio vertical considerable, y, con las condicioness para su crecimiento. Es por ello que para su cultivo son necesarios:

– 2 – 3 alambras horizontales

– Postes de 2,5 m de altura y de 5-6 m de distancia entre ellos

– Sistema de Doble T

– Espaldera

Asimismo, es importante tener en cuenta que la planta inicia su período de producción a partir del 2 do año, por lo que solo que hasta el 3er año es que se puede hablar de una producción plena de zarzamora.

Por su parte, durante la recolección, el fruto estar debe de color negro o cercano a él. El proceso madurativo es escalonado, por lo que tarda ente 6-8 semanas.

Es decir, que cada culminación del ciclo madurativo es recomendable realizar la corte de la cosecha. Así cada corte se realiza cada 8 semanas.

Durante la etapa de cosecha es importante abstenerse del rocío, ya que las frutas maduras pueden tornarse rojizas, fermentarse y descomponerse.

Razón por la cual se exponen el cuidado y elaboración de las siguientes condiciones agrícolas necesarias a tener en cuenta para garantizar el éxito del cultivo.

Cultivo de Zarzamora

Cultivo de Zarzamora en macrotúnel

Clima

Uno de los principales factores para el cultivo de toda especie es la preparación de un control agroclimático ideal para el desarrollo industrial de la misma.

En este sentido, las zarzamoras son una especie que requiere de un clima principalmente templado húmedo, libre de lluvias en período de cosecha. Suelen tener poca resistencia a las heladas y los períodos invernales que superen las 1200 horas de frío continuo.

Sin embargo, la Zarzamora es capaz de tolerar ciertos fríos invernales necesarios, para el desarrollo gestacional de la planta.

De esta forma, el cultivo agroclimático de la Zarza necesita de alrededor de 700 horas mínimas de temperaturas bajas que oscilen entre 5- 6°C.

También, la alta humedad ambiental favorece el cultivo, pero no al fruto en su madurez. Es por ello que suelen reproducirse rápidamente en zonas de alta humedad atmosférica como, malezas y bosques.

Igualmente, la especie es resistente a cierto grado de falta o exceso de agua en el riego.

Por su parte, los vientos fuertes suelen ser adversos para la recolección y comercialización de la zarzamora, pues inducen pérdidas de fruta por caídas y golpes.

Es por ello que es recomendable mantener la planta en temperaturas que oscilen­ entre 11 – 18°C -salvo las horas de temperaturas bajas necesarias- y en climas con bajos niveles de viento.

Suelo

Esta planta no es particularmente exigente con el suelo requerido para su crecimiento.
De esta forma, el cultivo de zarzamora acepta suelos ricos en materia orgánica, franco-arenoso, franco-arcilloso y con un pH neutro o con cierta acidez de 5,5- 7,5.
Asimismo, requiere de un suelo rico en nutrientes para poder crecer en mejores condiciones.
Por esta razón durante su cultivo y preparación del suelo es necesario:

Eliminación de la vegetación espontánea. Se recomienda fertilizar con -herbicida no residual tipo glifosato-, ya que la zarzamora soporta mal la competencia con malas hierbas. Por ello se utilizan técnicas para evitar el crecimiento de la maleza, como la Malla antihierba y el Mulching

Estabilizar el pH con las siguientes condiciones:

13 kg turba/planta, aproximadamente y según pH del suelo

500- 3.000 kg/ ha de azufre, según pH del suelo

Abonado de fondo

Estercolado, según el nivel de materia orgánica

Vallado de la finca

Igualmente es necesario proveer el suelo de nitrógeno, fósforo, magnesio y calcio.

Asimismo, es importante mantener el suelo húmedo constantemente para que pueda retener los minerales y nutrientes necesarios para resguardar el buen crecimiento de la planta.

Riego

El riego es uno de los factores más importantes en todo cultivo.

En efecto es una de las etapas que pueden determinar el crecimiento de la planta, así como sus condiciones de crecimiento.

Las zarzamoras son plantas altamente resistentes a períodos de exceso y falta de agua.

Sin embargo, que sean resistentes no significa -por ello- que estas variaciones no afecten la calidad de su fruto.

Así, se aconseja la utilización de riego por goteo, con riegos frecuentes de poco caudal según el tipo de suelo. De forma tal que la planta no se ahogue ni se quemen las hojas.

De esta forma, es recomendable controlar las posibilidades de encharcamientos, porque la planta tiende a absorber demasiada agua y se mancha.

Asimismo, una técnica comúnmente utilizada para determinar la efectividad del control del riego es la comprobación del ensanchamiento y engrosamiento del fruto, durante las horas posteriores al riego.

Control de plagas y enfermedades

Las enfermedades en cultivos de zarzamora, como en otros, pueden ser muy comunes, principalmente cuando se trabaja a gran escala, ya que se incrementa el riesgo de plagas y epidemias.

Entre las principales plagas y enfermedades que aparecen en las Zarzamoras encontramos:

– Ácaros: Se tratan contando el número de plantas afectadas por ácaros, de forma tal que, si son mayores a 15, se remueven las plantas afectadas y se aplica algún acaricida a base de azufre.

– Gusano del fruto: se controla cosechando oportunamente, así como utilizando trampas McPhail.

– Pulgones: Para el tratamiento de los pulgones se recomienda utilizar una amplia gama de insecticidas de forma rotatoria, de tal manera que la planta y los pulgones no generen resistencia al fungicida. Para ello se recomiendan: Pirimicard, Imidacloprid, Tiacloprid, Flornicamid y Tiametoxam.

– Rosellinia: Se controla con desinfección del suelo y aplicación de fungicidas

– Roya: Todas las plantas afectadas deben ser retiradas del cultivo, igualmente debe aplicarse fungicida a las plantas restantes.

– Botrytis: Se controla con la poda y quema de brotes afectados de pequeñas infecciones, aplicándose fungicidas al resto de la planta.

ertg

Fertilización

La fertilización es al igual que el riego uno de los procesos más importantes durante el cultivo de zarzamora. En efecto, la utilización de determinados métodos y técnicas pueden afectar considerablemente la cosecha.

Para una adecuada fertilización de la zarzamora es necesario elaborar un análisis de suelo y foliar previamente. Este es un indicador que puede predecir, según los minerales encontrados en el suelo, el índice de crecimiento de la planta.

Un ejemplo de ello es la importancia de un suelo rico en nitrógeno, para el crecimiento de la zarzamora -particularmente- que interviene directamente con las condiciones y tiempo de producción y reproducción de la planta.

Así, el nitrógeno es uno de los principales nutrientes responsables del control del crecimiento vegetativo.

Es por ello que cuando se presentan suelos pobres en nitrógeno los brotes tiendes a presentar una severa deficiencia en su crecimiento y tamaño.

Caso contrario, cuando el suelo presenta un exceso se nitrógeno, la zona es propensa a mayor cantidad de maleza habida y por tanto afecta negativamente al crecimiento de la mora.

Pasos para la Fertilización

Es necesario seguir los siguientes pasos para la adecuada fertilización durante el cultivo de zarzamora, desde el primer año de crecimiento de la planta:

1. La primera fertilización debe ser realizada durante la preparación del terreno antes de la plantación. Esta aplicación debiera cumplir los requerimientos iniciales para el cultivo de zarzamora. Es decir, utilizar suelos ricos en materia orgánica y estiércol para el abono de la tierra, junto con la reconstitución de algunos minerales y nutrientes que pueda necesitar el suelo. Se sugiere entre 20-30 T/Ha de Estiércol

2. Posteriormente es necesario aplicar una dosis a base de nitrógeno con urea (150-200Kg/ha). A los tres meses se puede aplicar una fórmula más completa como la 10-10-10 (180 kg/ha)

3. Una vez que las plantas se han establecido, es recomendable aplicar una cantidad moderada de nitrógeno, el objetivo es mantener un hábito de crecimiento bien balanceado de la planta

4. Desde la segunda temporada en adelante, como recomendación general, se sugiere aplicar entre 55 y 112 de Kg de N /Ha (100 a 200 Kg urea), aplicada sobre la línea de plantación

5. Durante el cultivo es importante controlar las deficiencias de boro que pueda presentar el suelo, ya que es muy común la generación de brotes de moras con punta de maguey o arrosetada, por la deficiencia de los minerales y nutrientes necesarios en el suelo

6. Fertirrigación

7. Por último, es importante mantener fertilizado el suelo con niveles iguales o superiores de 70 N – 40 P – 70 K – 30 Ca – 20 Mg. Es por ello que se recomienda realizar periódicamente análisis foliares para compensar las deficiencias en nutrientes que la planta pueda necesitar

Recomendaciones para el cultivo de zarzamora

Se recomienda la elaboración de un plan de nutrición rico en Boro, Potasio, Magnesio, Calcio y estiércol. Para ello se puede utilizar

– Super Bora: Este fertilizante garantiza la polinización de la fruta. También contiene una alta concentración de nitrógeno y complejo Azúcar-Boro

– Super Cal: Provee de una alta concentración de calcio que garantiza la vida útil de la planta y la calidad de la fruta

– Super K30: Fertilizante con alta concentración de potasio que garantiza el tamaño, color y sabor del fruto

– Maxi Zinco: Fertilizante rico en Zinc que promueve el crecimiento de la planta, corrigendo las deficiencias de nutrientes que posea, estabilizando su condición para garantizar un mejor nivel de crecimiento

– Super Silicia: Fertilizante orgánico rico en silicio que garantiza y ayuda en la presentación de la estructura celular de la planta, volviéndola resistente a ciertos ácaros y plagas