Consideraciones para un Manejo Adecuado de Fertilizantes

Tiempo de lectura: 3 minutos

manejo adecuado de fertilizantes
La fertilización es una práctica insustituible en la actividad agraria que consiste en reponer al suelo aquellos nutrientes que se van agotando por la propia extracción de los cultivos. Los fertilizantes representan uno de los principales insumos de la producción agraria, por lo que su uso eficiente constituye una importante fuente de ahorro y de reducción de los impactos medioambientales.
Así, una fertilización excesiva, no ajustada a las necesidades reales del cultivo, ya sea por cantidad, tipo de abono o época de aplicación, puede provocar graves problemas. Del mismo modo, una fertilización insuficiente acarrea no sólo una reducción en el rendimiento del cultivo sino también una pérdida de la fertilidad del suelo. Si pretendes comenzar a utilizar fertilizantes o ya lo estás haciendo, recuerda tener siempre en cuenta estas consideraciones para lograr un manejo adecuado de estos.

Es importante analizar tu suelo

Los suelos contienen todos los elementos esenciales que la planta requiere para su desarrollo y reproducción; sin embargo, en la mayoría de los casos, no en las cantidades suficientes para obtener rendimientos altos y de buena calidad, por lo que es indispensable agregar los nutrimentos por medio de fertilizantes.
El análisis de suelo deberá evaluar el nivel de nutrientes de la planta, la salinidad o acidez y los elementos tóxicos presentes en el suelo. Para que un análisis de suelo provea información significativa que permita predecir los requerimientos de fertilización de un cultivo, este debe ser capaz de determinar qué cantidad de nutrientes estará disponible a lo largo del ciclo de crecimiento de la planta.

Los Fertilizantes son un medio fundamental de la producción

La fertilización, para conseguir su máxima eficiencia (producción económica con responsabilidad medioambiental), debe formar parte de un conjunto de prácticas agrícolas orientadas, todas hacia ese objetivo.
Sin uso de fertilizantes los rendimientos serán cada vez más bajos debido al empobrecimiento paulatino del suelo por la extracción de los nutrimentos en las cosechas. Un suelo infértil produce menos, tiene menor cubierta vegetal y está más expuesto a la erosión. El manejo adecuado del fertilizante requiere conocer sus características, su efecto en las plantas y el suelo, las formas de aplicación y como se deriva y cómo se prepara una dosis de fertilización con base en los fertilizantes disponibles. Cada planta tiene necesidades diferentes, por lo que es de vital importancia que suministre los nutrientes en formas y cantidades asimilables por las plantas.
También puedes optar por el uso de fertilizantes que puedes obtener en tu casa o huerto, como cáscaras de huevos o ceniza. Puedes consultar sus beneficios y aplicación en estos artículos:
Cómo aportar calcio a las plantas con cáscaras de huevo
Cómo aportarle potasio a tu huerto utilizando ceniza

Efectividad agronómica de los fertilizantes

Cuando utilizas o pretendes comenzar a utilizar fertilizantes, una de las dudas más comunes suele ser en torno a los resultados. ¿Qué ocurre una vez que has realizado una inversión en ellos? Pues bien, puedes esperar un impacto en el rendimiento de tus cultivos y la calidad de los mismos, así como la del suelo. Considera lo siguiente para medir tus resultados:

  • La Eficiencia de un Fertilizante sobre el Rendimiento

Es el incremento del rendimiento por cada kg de nutrimento aplicado dentro de un mismo sistema de cultivo. Este varía según la fuente del nutrimento.

  • La Eficiencia de Recuperación

Es el porcentaje del nutrimento aplicado en el fertilizante que es absorbido por la planta. También es diferente y es en promedio 50, 30 y 60% para el N, P y K (Nitrógeno, Fósforo y Potasio, tres principales nutrientes requeridos por las plantas) aplicado respectivamente.
En general, la eficiencia de un fertilizante dependerá de las características del suelo, de las condiciones climáticas y del manejo del cultivo.  La selección, momento y forma de aplicación adecuadas del fertilizante ayudará a lograr una mayor eficiencia agronómica y una mejor recuperación de la inversión por el fertilizante.
El uso de fertilizantes puede, sin lugar a dudas incrementar tu producción, la calidad de la misma y conservar sanos tus suelos, lo que te permitirá poder aprovecharlos por más tiempo. ¡Ten siempre en cuenta estas consideraciones y asegúrate de que le estás brindando un manejo adecuado al fertilizante de tus cultivos!