Son muchos los elementos que juegan un papel importante en el  desarrollo de las hortalizas, sin ellos la actividad agrícola no sería posible y la producción de alimentos sería imposible. 

La luz es de los factores que pueden determinar si tu cultivo se desarrollará de manera óptima, así como delimitar el tiempo que tarda en florecer o dar frutos.

La producción de los cultivos es, al final de cuentas, producto del aprovechamiento de la radiación solar , que, gracias a  la fotosíntesis las plantas pueden producir biomasa en forma de hojas, tallos y frutos que son aprovechados por nosotros. 

La manipulación de la duración del día es fundamental para poder programar los cultivos, en especial si es en producciones en invernadero. Las respuestas que tienen las plantas a la duración del día (horas luz) puede ser un poco desconcertante , pero es fácil de entender una vez que se conocen los siguientes conceptos:

-Fotoperiodo: Es la duración de la luz solar, de crepúsculo a crepúsculo.

-Fotoperiodismo: Es la respuesta de las plantas a la duración de los periodos de luz y oscuridad.

Efecto de las horas luz en mis cultivos

Las actividades, en particular las de reproducción de algunos cultivos o plantas, están controladas por la duración del fotoperiodo, al igual que el de algunos animales como las ovejas, que en entornos naturales se reproducen cuando es otoño y las horas luz con menor para que cuando partan a sus crías durante la primavera puedan sobrevivir. Pero, es la cantidad de oscuridad ininterrumpida lo que determina la formación de flores en la mayoría de plantas.

Tipos de cultivos

Plantas de día largo: Florecen cuando existen días con más de 12 horas de luz, la floración se estimula por fotoperiodos largos.ejemplo:Lechuga, espinacas, papas.

Plantas de día corto: Estas se dan cuando la duración de los días de horas luz son menores a 12, la floración se estimula con pocas horas de luz. ejemplo: Crisantemo, Nochebuena.

Plantas de día neutro: La reacción de las plantas para su floración no está influida por la duración de la luz. ejemplo: tomates, maíz, pepino, algunas fresas.

Casos de estudio

Tomate

Para el tomate la luz interceptada es un factor determinante para el crecimiento y la producción de biomasa que depende principalmente del área foliar de la planta donde existe una relación muy estrecha con el aprovechamiento de luz.

Por ejemplo, se sabe que si existe una reducción de la intensidad lumínica se verá afectada, la formación de los botones florales, la diferenciación, el cuajado, la formación del fruto, tamaño, color y la calidad de los frutos y en menor grado el crecimiento.

Cuando se dan condiciones de radiación solar óptima se favorece el color de los frutos porque se permite mayor sintetización de pigmentos rojo como las antocianinas y licopeno, existen estudios donde se demuestra que hay una relación lineal entre la acumulacion de antocianias y la intensidad lumínica, es decir, a mayor intensidad lumínica mayor concentración de antocianinas; por otro lado también se mejora el índice de grados Brix, y el contenido de ácido ascórbico o vitamina C.

En diversas ocasiones cuando existan condiciones de iluminación insuficiente o baja , en particular bajo sistemas de producción en invernadero, es altamente probable la caída de la flor, deficiente polinización y cuajado del fruto, esta situación se puede agravar  si además hay condiciones de bajas temperaturas.  

La radiación fuerte puede generar el rajado de frutos, por el efecto de incrementación de la temperatura en las capas de las celulas, asi como marchitamiento y desecación debido al aumento de transpiración en lo tejidos afectados e inclusive necrosis (muerte de los tejidos de la planta) de las hojas y brotes, esta situación   se puede remediar colocando malla sombra.

En tomate se recomienda que el diseño, en cuanto a densidad, sistema de podas y tutorado este adecuado para mejorar la entrada de radiación y luz, en particular durante el invierno.

Fresa

Las diferentes variedades de fresa responden la duración de horas luz, en fresa podemos encontrar variedades de los tres tipos de clasificación: día largo, día corto y neutro. Cada respuesta a la luz  influirá en la formación de yemas florales, crecimiento vegetativo, desarrollo de estolones, tamaño de hojas y longitud del peciolo así como el rendimiento y calidad de frutos

Te dejamos un cuadro donde puedes observar el tipo de fotoperiodo (luz) de las variedades más cultivadas de fresa, así como del país donde se generó la variedad.

Las condiciones de precosecha como la intensidad lumínica y la temperatura afectan el contenido de los fitonutrientes en los frutos, existe un estudio en el que se observó que las fresas que crecieron en un ambiente con alta intensidad lumínica resultaron con una concentración mayor de vitamina C, en comparación con las que crecieron con baja intensidad de luz.

En ese mismo estudio determinaron que cultivos de fresa que se desarrollan a temperaturas relativamente altas, entre 25-30°C tuvieron una mayor concentración de antocianinas y fenoles que otras que crecieron en condiciones relativamente más frías, entre 12-18° C.

Efectos de radiación solar baja

En las fresas una radiación solar baja provoca alargamientos de los entrenudos, tallos delgados, hojas anchas y finas y poco desarrollo de raíces, lo que puede ocasionar frutos más pequeños así como poco color y brillo.

Las fresas se adaptan a diversos climas, pero pueden manifestar su mejor potencial productivo en zonas cálidas, libres de heladas y sin precipitación en la época de cosecha.

¿Cómo afecta el fotoperiodo de un lugar a otro?

Algo bastante interesante ocurre cuando cambiamos de latitud, por ejemplo, en la región del cinturón o franja del maíz de Estados Unidos, que se encuentra más o menos a los 44° latitud Norte, durante los meses de junio a julio, las horas luz superan las 16 horas y la radiación solar llega a su máxima. En esa región ocurre los siguiente:el rendimiento del maíz puede llegar a 22 toneladas por hectárea, en comparación con países como México, que usando híbridos, se puede llegar a un máximo de 14 toneladas por hectárea.

Sabías que . . .

Para el caso de la producción hortícola, es posible optimizar el aprovechamiento de la luz con una adecuada orientación de las hileras, la optimización de la densidad de plantas y ramas, así como la altura y las podas de formación de la planta.

Por otra parte, la baja intensidad lumínica reduce la actividad fotosintética lo que implica una competencia interna de la planta por la energía, afectando su desarrollo y productividad, contemplemos siempre este factor.

Un factor de vital importancia 

En la agricultura siempre existirán factores de todo tipo, de los cuales sin duda la duración del día o mejor dicho, horas luz, es uno de los más importantes. 

Si alguna vez has intentado cultivar plantas y le has dado las condiciones adecuadas de temperatura, agua, fertilidad, manejo integrado de plagas y enfermedades, etc y no obtuviste resultados muy buenos, quizás el factor luz sea el factor deficitario. 

Existen técnicas de iluminación que te pueden ayudar a mejorar tu sistemas de producción , ya que puedes controlar la iluminación y hacer un entorno de día largo para que las plantas sigan creciendo y produciendo. e incluso sistemas donde la luz es 100% artificial. Lee más sobre esta tecnología en:“¿Qué son las granjas de interior?” 

Te puede interesar las ventajas y desventajas de producir a campo abierto o en invernadero descubrelo en:  “¿Sembrar a cielo abierto o bajo invernadero?”

Por Lucero Mendoza.