Áreas de producción; Mejores prácticas para prevenir contagios

Tiempo de lectura: 3 minutos

Las áreas de producción tienen la insoslayable responsabilidad de generar los alimentos para toda la población.Y por tal razón, su personal, más que cualquier otro debe conocer y aplicar las mejores prácticas existentes para prevenir el contagio de COVID-19. Puesto que, el suministro de provisiones  es una actividad fundamental de subsistencia, que necesita de las mayores garantías posibles para cumplir con sus funciones.

La sociedad, para subsistir, requiere del acceso continuo a los alimentos y, por tanto, las fuentes de producción necesitan ser seguras y confiables. En consecuencia, organismos públicos y privados, en todos los países, unen esfuerzos para garantizar el correcto funcionamiento y la total operatividad de las zonas agrarias y otras. Así como, de comunicar y enfatizar el uso de las mejores prácticas , dentro de la cadena de distribución de productos alimenticios.      

Su objetivo será entonces, proteger la salud de cada de uno de los individuos que laboran en el sector, de modo que puedan seguir adelante con sus actividades. Se exhorta a acatar las recomendaciones, con miras a minimizar las posibilidades de contagio, a todo el personal que se desempeña en fundos agrarios y ganaderos, barcos pesqueros y demás áreas de producción. Sin dejar de lado, a los operadores industriales y todos los que integran la cadena de distribución y comercialización de alimentos.    

En las áreas de producción también la responsabilidad es de todos

Veamos las mejores prácticas para prevenir el contagio entre el personal de las áreas de producción y realizar la limpieza de los lugares de trabajo:

Control de acceso

En las áreas de ingreso a las instalaciones se hace necesario verificar que el personal no presente ningún síntoma, como tos, secreciones nasales, fiebre o problemas respiratorios. La lectura de la temperatura debe ser, en todos los casos, menor a 37 oC. El trabajador debería permanecer en el hogar, aislado durante 15 días o hasta que cure completamente, si se le presenta alguna de las señales mencionadas. Y usar el teléfono o alguna vía electrónica para informar a su supervisor.

Higiene personal dentro de las áreas de producción

  • Tos o estornudo. Cúbrase de inmediato el área respectiva, ya sea con el codo o una toallita desechable, de modo de poder contener las secreciones.
  • Toallas desechables. Descártelas inmediatamente después de su uso, en un contenedor tapado que haya sido habilitado con ese propósito.
  • Lavado de las manos. Siga el procedimiento recomendado para la higienización exhaustiva de las manos, repetidas veces al día. Y, en todos los casos en los que haya tosido, estornudado o se haya sonado la nariz. Use suficiente agua y un jabón antiséptico. Cuando esto no sea posible, utilice un gel alcoholado.
  • Uñas. Manténgalas recortadas, limpias y cuidadas, todo el tiempo. Esta recomendación también es válida para las mujeres. Elimine el uso de anillos, aros matrimoniales, pulseras, brazaletes, relojes y cualquier otro objeto que ofrezca una superficie adicional al virus o entorpezca la higiene recomendada.
  • Rostro. Evite tocarse cualquier área (ojos, nariz, boca) del rostro, antes de haberse lavado las manos. Utilice tapaboca mientras permanezca en las instalaciones, rodeado de gente.
  • Contacto físico. Evite todo tipo de contacto (beso, abrazo, apretón de mano, etc.) al saludar a cualquier compañero de trabajo.
  • Distancia mínima. Mantenga al menos metro y medio de distancia entre usted y cualquier otra persona, siempre y cuando la actividad desarrollada lo permita.

Mejores prácticas de limpieza y desinfección de las instalaciones

  • Áreas comunes. Zonas de recepción, salones de reuniones, mostradores, puertas, sillas, teléfonos, etc., deben higienizarse con una frecuencia mayor a la acostumbrada. Se puede emplear, para ello, soluciones jabonosas de lejía.
  • Personal de limpieza. Este trabajador deberá colocarse guantes de vinilo. Si fueren de látex, entonces se aconseja usarlos sobre unos guantes de algodón, para un mayor aislamiento.
  • Reserva. Es prudente mantener un stock suficiente de equipos de protección para el personal y de productos de limpieza. La lista debería incluir: gel desinfectante, pañuelos y guantes desechables, bolsas de basura, etc. Asimismo, conviene colocar soluciones desinfectantes para las manos en zonas visibles, para uso de trabajadores, clientes y visitantes en general.

Áreas de producción | ¿Qué hacer cuando alguien tenga COVID-19?  

Si algún empleado siente dudas en cuanto a haber contraído la enfermedad, lo que debe hacer es tomarse la temperatura. Y, en el caso de que el valor supere los 37 oC, abstenerse de asistir al lugar de trabajo e informar de la situación. A continuación, tendrá que obedecer las instrucciones emanadas del organismo de asistencia sanitaria correspondiente. Se consideran condiciones de alto riesgo: embarazos y enfermedades crónicas cuya patología incida con el COVID-19.

Para determinar si el sospechoso que labora en las áreas de producción, realmente se ha contagiado con el coronavirus, deberá hacerse las pruebas respectivas en la institución más cercana, habilitada para tal fin. En caso de dar positivo, seguirá las recomendaciones pertinentes hasta que sane y entonces sea autorizado, de manera oficial, para incorporarse a su trabajo. De igual manera, los casos negativos se colocan bajo observación durante un período prudencial.  

El COVID-19 es un problema global  y, por tanto, todos somos responsables de cuidarnos, obedecer las recomendaciones y tratar de seguir adelante cumpliendo con nuestras responsabilidades en las áreas de producción y otras. Esto incluye al ciudadano común, las instituciones públicas y privadas, los medios de comunicación, las empresas y los negocios. Así, apliquemos las mejores prácticas de aislamiento social, en el trabajo, la calle y otros lugares, siempre que sea posible.

Por Gladys Josefina G.