7 Recomendaciones para Obtener Cultivos de calidad en Invernadero

Tiempo de lectura: 4 minutos

Como participantes en el sector agrícola sabemos que nuestros cultivos están expuestos a  múltiples factores que pueden propiciar pérdidas en la producción, por esta situación es importante comprender los fenómenos que ocurren dentro de nuestro sistema de producción.

A continuación te describimos las principales recomendaciones para que tengas una producción de calidad.

1. Maximizar la fotosíntesis

La fotosíntesis es el proceso mediante el cual las plantas convierten tres entradas en tres salidas. Las tres entradas son luz, dióxido de carbono (CO2) y agua, y las salidas son carbohidratos, oxígeno y agua. La planta utiliza los carbohidratos para generar biomasa, como brotes, raíces y flores, así como para el mantenimiento de la planta. 

Cuando cualquiera de las tres entradas es limitante, las salidas también lo son. Por lo tanto, el crecimiento de las plantas se suprime cuando la luz, el CO2 y / o el agua no están disponibles en cantidad suficiente.

En este proceso las plantas producen alimentos y materia orgánica para sí mismo. Hay que buscar la manera de mantener un equilibrio mediante prácticas que permitan la mayor entrada de luz a nuestros dosel vegetal, como lo es la realización de podas o la mejor orientación de nuestros cultivos.

2. Distribución correcta del cultivo 

Cada una de las plantas debe tener el área suficiente para su correcto crecimiento, sin un espacio suficiente entre plantas puede llegar a desarrollarse una enorme variedades de plagas y enfermedades, así como deficiencias nutricionales, lo que se verá reflejado en bajos rendimientos de producción. 

3. Monitorear el cultivo

Es necesario que el potencial de la producción  de nuestro cultivo no se pierda por descuidos;  puesto que las enfermedades y plagas aparecen y aumentan cuando menos lo esperamos. 

Es importante siempre tener presente que los hongos foliares e infestación de insectos reducen la capacidad de la fotosíntesis, así como las enfermedades en la raíz, el desarrollo y vida de la planta. 

Los virus y las bacterias se transmiten de planta a planta y pueden acabar áreas representativas del cultivo. Por ello, se requieren programas de monitoreo continuo para identificar problemas de inicio y poner en práctica controles apropiados.

4. Uniformidad en el cultivo

La uniformidad del cultivo siempre generará un mejor manejo tanto de las actividades culturales como de los procesos de cosecha, clasificación de cosecha, empaque y almacenamiento.

Para lograr la uniformidad debemos asegurarnos de que todas las labores que se realicen sean hechas de manera ordenada y con base a una previa calendarización y organización, es este punto es importante contar con bitácoras que nos permitan guiar nuestro trabajo.

5. Optimizar la luz

Para mejorar la productividad de nuestras plantas debemos evitar en la medida de lo posible fuente de sobra, de cualquier fuente que pueda surgir, como por ejemplo la de los árboles o de las mismas estructuras dentro de los invernaderos.

Por otro lado, si se está planeando la adquisición de un invernadero debes considerar como uno de los principales factores la ubicación y  orientación de instalación del invernadero, así como considerar que no existan objetos que intervengan con sombra como lo son los árboles y edificios. 

Las consideraciones de la radiación solar en los sistemas de agricultura protegida son importantes para la productividad de un cultivo, por lo tanto, es necesario analizar los factores que pueden modificar la cantidad y calidad de la radiación que llega a las plantas.

6. Obtener calidad en frutos

Diversos factores (clima, riego, suelo, variedad, fertilización, etc.) durante la etapa de crecimiento pueden dar lugar a defectos morfológicos o fisiológicos. Por ello es importante conocer sus posibles efectos en las plantas.

La obtención de un producto de calidad  inicia mucho antes de germinar la semilla: la elección del terreno, la fertilización y riego, el control de malezas y rotaciones, la preparación del suelo y otras decisiones. 

Debemos encontrar un equilibrio entre la selección de insumos, infraestructura, plan de riego y fertilización ya que cada integrante del proceso productivo tendrá influencia en la calidad del producto a obtenerse. 

Trabajamos con nuestro invernadero y acondicionarlo de manera óptimas para obtener los resultados deseados. 

Quizás te interese también leer:Todo lo que deberías saber de Gestión Agrícola