5 Señales que te indican una mala administración Agrícola

Tiempo de lectura: 4 minutos

La administración agrícola es fundamental para resolver problemas que nos pueden surgir día a día, por eso te guiamos en lo que no debes hacer.

No todo en la agricultura consiste en tener en poseer tierras, abundante agua, infraestructura adecuada y mercado seguro… existen diferentes procesos de los cuales debemos estar muy atentos porque de ello depende todo el funcionamiento de nuestros sistemas de producción, y nos referimos a la administración, si falla la administración agrícola de nada servirán las ventajas antes mencionadas.

Cada sector de la economía tiene sus particularidades para ser administradas, entre ellas la agricultura que depende de muchos factores ambientales y humanos, por eso es importante considerar siempre la manera en que se administra sea la correcta.

Veamos las 5 señales que te indican una mala administración agrícola y  que indican que podrías estar participando en malas decisiones para tu negocio.

1.Hechos contables no registrados

2.Incongruencia en flujo de dinero

3.No tener una estructura sólida de la empresa agrícola

4. No integrar tecnología a la administración

5.Contratar a las personas inadecuadas para el sector agrícola 

El problema más grave

Algunos de los problemas más graves con los que nos podemos enfrentar cuando apenas comenzamos en el mundo de las empresas agrícolas o pecuarias es el no conocer el mercado, crear una hipótesis que resulte falsa y enfrentarnos al mercado muy pronto, ¿Y, porque es de las más graves? la respuesta es simple: nuestro capital invertido dependerá de nuestra venta, sí o sí, por eso debemos evitar desperdiciar el número mínimo de inversión y hacer un estudio de mercado o tener compradores fijos.

1. Hechos contables no registrados

Un hecho contable es cualquier suceso económico (venta, compra, canje, pago, gasto, depreciación, etc.) que ocurre dentro de una unidad productiva o centro de costos. Este centro de costos podrá referirse a un cultivo específico o ser un departamento de la entidad  como el fitosanitario por ejemplo.

Todas las operaciones que se realicen a cualquier nivel deben registrarse en los submayores con vistas a calcular su impacto en los balances financieros. Si por ejemplo dejan de recogerse los gastos de varias fertilizaciones, las fichas de costos reflejaran valores menores a los reales, generando al cierre ganancias ficticias.

Se debe registrar cada actividad en la que esté involucrado el dinero, así evitarás pérdidas y huecos en los cierres contables, y de esta manera se podrá analizar a dónde van nuestros recursos financieros.

2.Incongruencia en los flujos de caja

Una de las razones por las que el flujo de caja planificado pudiera no coincidir con el real es la falta de control sobre los gastos y/o los ingresos en la entidad. Y aunque casi siempre cuando suceden estos errores se trata de diferencias negativas, una mala administración agrícola podría incluso generar desbalances positivos si, por ejemplo, se vendiera más mercancía de la reportada o hubiera un alza de los precios no recogida por la contabilidad.

3.No tener estructura sólida de nuestra empresa

El tener establecido una estructura que te permita mejorar la comunicación entre cada uno de los colaboradores eficientará la forma de trabajar y el crecimiento de tu empresa agrícola. Te puedes apoyar en un organigrama que es un formato que te ayude visualizar de manera esquemática la posición de las áreas que la integran, los niveles jerárquicos, líneas de autoridad y de asesoría agrícola.

La automatización de las actividades económicas es tan importante como las agrícolas, pues resulta muchas veces la única manera de obtener ganancias o mejorar los salarios a destajo de los trabajadores directos. El empleo eficiente de computadoras y softwares contable es, por el contrario, un buen indicador de administración agrícola.

Muchas veces podemos pensar que solo las empresas grandes requieren de una estructura fija , pero la realidad y experiencia demuestra lo contrario, es importante hacer una jerarquización de puestos y sobre todo la descripción de ellos.

4. No integrar tecnología en la administración

Es importante que consideres, que, si eres una empresa agrícola que está en crecimiento adoptes a tu plan de desarrollo sistemas que te permiten gestionar de una planera óptima toda o todas tus unidades de producción. Un software de gestión agrícola ideal para este proceso es Agroware.

Al adaptarse a la tecnología te abres paso a nuevas formas de organizar y optimizar cada actividad tanto administrativa como de producción.

5. Contratar a las personas inadecuadas

Debemos estar concientes que en la medida de lo posible nuestra empresa agrícola sea un equipo que esté fortalecido, y visualizar o formar a este equipo con profesionales que están cuidadosamente elegidos, en este aspecto pueden suceder dos cosa, uno es contratar personas con experiencia que nos ayuden a fortalecer nuestra organización en el aspecto en el que se desempeñe asegurándonos que sus conocimientos sean reales, y lo otro es darle la oportunidad a nuevos profesionista, de este modo podemos educarlos fácilmente a  nuestra cultura y valores de empresa.

Recordemos

Una mala administración nos puede llevar al fracaso, por eso es imprescindible tener a las personas correctas haciendo lo que mejor saben.

Hagamos uso de las herramientas tecnológicas para lograr que nuestra empresa agrícola se administre de manera eficiente y convertirla en una organización sólida y de calidad. Algunas de las herramientas con las que podemos apoyarnos son los Softwares de gestión Agrícola como lo es AGROWARE.

Agroware es una solución integral que te permitirá gestionar todos los procesos e información de todo el ciclo de producción de cultivos, desde siembra hasta comercialización en un mismo lugar. No olvides que puedes agendar un Demo en Agroware.