5 razones para amar el abono orgánico

Tiempo de lectura: 4 minutos

Siempre que se quiere aumentar la fertilidad de los suelos comienza la búsqueda de diversos métodos para conseguirlo.

En el mundo de la agricultura existen diversos métodos que pueden ayudarnos a nutrir de manera correcta a nuestros cultivos y es deber de nosotros como expertos en el área conocer cada uno de ellos para poder hacer una selección responsable.

Una de las mejores alternativas para cuidar  nuestras plantas son los abonos orgánicos. Estos se han utilizado desde hace mucho tiempo con el fin de nutrir nuestros cultivos de manera correcta, además mejora sus características y beneficia el desarrollo adecuado de nuestros cultivos. 

¿Qué son los abonos orgánicos?

Antes que nada debemos tener claro en qué consisten este tipo de abonos; pues bueno, los abonos orgánicos son sustancias constituidas por desechos de origen animal, vegetal o mixto que son añadidos al suelo con el objetivo de mejorar sus características biológicas, físicas y químicas. 

 Con este tipo de abonos logramos aprovechar todos los residuos que son dejados en los campos después de las cosechas, restos orgánicos de explotación agrícola, estiércol de animales del campo e incluso desechos domésticos. 

Porqué amar los abonos orgánicos

El uso de estos ha demostrado ser efectivo, ya que, incrementan el rendimiento y aumentan la calidad de nuestros productos, pero eso no es todo. Existen diversos motivos por los cuales amamos utilizar abonos orgánicos y el día de hoy te presentamos 5 de esas razones. 

  1. No degradan los suelos

Uno de los grandes riesgos de utilizar fertilizantes y abonos químicos es la alta exposición a contaminación del agua circulante y subterránea, al igual que el aumento de las sales tóxicas del suelo cuando son aplicados en grandes cantidades. Todos estos daños contribuyen a la degradación de los suelos y a la eliminación de microorganismos necesarios para la nutrición de la planta.

Los abonos orgánicos por su parte al ser 100% naturales contribuyen a que los mismos microorganismos de la ayuden a degradar los restos de rastrojo, en la descomposición de otros organismos, y además degradan los residuos de fertilizantes químicos aplicados por el hombre, llegando así a formar compuestos solubles en agua que las plantas pueden aprovechar al máximo. 

Estos mejoran la estructura de los suelos ayudando a estos a retener nutrientes y favorecen la capacidad del cultivo para absorber agua. 

2.Permiten aprovechar los residuos

Hoy en día una situación que genera mucha preocupación entre las personas son las grandes cantidades de basura que se generan en las grandes, medianas y pequeñas industrias, ya que estos dañan al planeta día a día.

Reciclar es una actividad que todos podemos hacer, incluido el sector agrícola. 

Con la ayuda de abonos orgánicos la industria agrícola puede poner su granito de arena  para cuidar el mundo. 

Este tipo de abonos permite aprovechar los residuos orgánicos reciclándolos de una manera segura y  reduciendo así la cantidad de desechos que llegan a los vertederos. 

3.Cosechas de mayor calidad

El no exponer a nuestras plantas a productos químicos nos garantiza que estas crecerán de una manera natural y saludable.

Este tipo de abonos aporta a los suelos una gran cantidad de nutrientes y modifica la población de microorganismos en general. 

Con la aplicación de estos abonos se logran distribuir en el terreno los elementos nutritivos extraídos por los cultivos, con el propósito de poder mantener una renovación de nutrientes en el suelo lo cual garantiza que nuestras plantas podrán desarrollarse de la manera correcta, generando así cosechas de mayor calidad.

4.Mejor absorción de agua

Aunque no lo creas utilizar los abonos orgánicos aumenta mucho la retención de agua en los suelos, por lo que las plantas pueden absorber mayor cantidad de agua cuando llueve o se riega y la retienen mucho mejor que al utilizar abonos químicos.

Esto se debe a que la estructura y textura del suelo se mejora, haciendo más ligeros los suelos arcillosos y más compactos los arenosos. 

5.Aumentan la producción

Uno siempre busca la manera de ser el mejor y de poder incrementar sus producciones de manera radical.

Como mencionamos en los puntos anteriores los abonos orgánicos ayudan a evitar la degradación de los suelos al retener sus partículas con los agregados de materia orgánica y esto provoca que estos sean aprovechados por  más tiempo. Las plantas cuentan con un ambiente  mejor para su desarrollo, además las semillas germinan  más rápido en un suelo con compost debido a que las tierras cuentan con más nutrientes, mayor retención de agua y el aire reduce la posibilidad de erosión. 

Producir  y ayudar a la vez 

Cómo agricultores nuestra mayor preocupación son nuestros cultivos y como seres humanos debemos cuidar y preservar el planeta en el que todos vivimos. Aprovechar todas las herramientas naturales que tengamos disponibles aunque no lo creamos pueden marcar una diferencia enorme para proteger proteger el mundo y hacer de este un mejor lugar.

¿Quieres descubrir más sobre cómo mejorar tus cosechas y salvar al mundo al mismo tiempo? pues no dejes de leer ” ¿Qué es y en qué nos beneficia la compost? “ y descubre más sobre las alternativas naturales para nutrir tus cultivos. 

Asesoría agrónoma por Lucero Mendoza y Paula Aramayo

Imagen final por Carlos Alejandro Mondragon Cetina

Redacción por Cristina Del Pilar León Castro