13 julio, 2017
0

Tipos de invernaderos y materiales: Elige el que más te conviene

los-mejores-materiales-para-construir-un-invernadero

¿Piensas invertir en un invernadero pero no sabes por donde empezar? Primero debes formarte una idea de los tipos de invernaderos y los materiales disponibles que lo conformarán, así como sus características. Continúa con la lectura para no perderte ningún detalle.


Tiempo de lectura: 5 minutos


Un invernadero es un microclima, ideal para la plantación continua, independiente de los cambios de estaciones, pues permite cultivar durante todo el año.


Pero, ¿qué tipos de invernaderos y materiales existen? Y sobre todo, ¿cuál es el mejor?


Bien, primeramente hay que aclarar que ningún tipo de invernadero o material de fabricación es necesariamente mejor que otro.


El invernadero óptimo es el que se adapta a las necesidades y posibilidades del productor, de manera que lo que buscamos es aquel que sea el mejor para tu empresa.



Tipos de invernaderos


Un invernadero brinda la posibilidad de tener un clima templado en zonas más cálidas y viceversa, ampliando el espectro de especies que pueden ser cultivadas.


Esta práctica, por cierto, es conocida como siembra exótica, y puede ser desarrollada haciendo uso de diversos tipos de invernaderos.


Los invernaderos pueden ser clasificados dependiendo de sus dimensiones y materiales, y también de acuerdo al tipo de cultivo que se pretende producir.


Hay invernaderos para cultivos hidrópicos, para cultivo de flores, para cultivo de hierbas medicinales, así como los hay para grandes cultivos de hortalizas y frutas.


Dicho lo anterior, nos encontramos, en principio, con dos tipos:


1. Invernaderos domésticos: de pequeñas dimensiones, instalados en el hogar generalmente para el cultivo de vegetales, frutas, hortalizas, flores y hierbas medicinales


2. Invernaderos profesionales: de mediana y grandes dimensiones, instalados en cultivos agrícolas comerciales, exclusivamente destinados a la comercialización de vegetales, frutas, hortalizas, flores, hierbas medicinales, entre otros.


Los tipos de invernaderos varían mucho de acuerdo a sus estructuras, así como de los materiales para la cubierta, los sistemas de instalación, así como los niveles técnicos, a nivel de montaje, acondicionamiento, servicio técnico y mantenimiento.

tipos-de-invernadero-en-mexico

Todos estos aspectos son de suma importancia, a la hora de construir un invernadero, en función de esto podremos decidir, exactamente el tipo de invernadero que queremos.

Para saber qué tipo de invernaderos existen, podemos manejarnos con 4 parámetros, los cuales son aplicados internacionalmente, para diferenciar unos de otros.


1. Invernaderos de acuerdo a la temperatura: si se trata de invernaderos fríos, cálidos o templados.


2. Material de cubierta: invernaderos cubiertos de vidrio o de plástico.


3. Tipo de estructura: si son de madera, de hierro, aluminio, hormigón o mixtos.


4. Tipo de forma: si tienen forma de capilla, son curvos, o tienen forma de parral.



Materiales más usados en la estructura de los invernaderos


Los costos de construir un invernadero variarán en función de los materiales que se usen, así como de sus dimensiones y acondicionamientos especiales.


Dos aspectos son fundamentales para la construcción de invernaderos:


- La estructura


- Los paneles transparentes


Posteriormente viene la dotación interna, los accesorios y otros elementos.


Por otro lado, las formas de los invernaderos también varían mucho, dependiendo del tipo que sea: si túnel, macro túnel, estilo gótico, de parral, tipo capilla, malla a la sombra, entre otros.


Los tres materiales más comunes, en la elaboración de las estructuras para invernaderos, son la madera, el hierro y el aluminio, sin embargo podemos encontrar versiones muy económicas de invernaderos hechos  con PVC, pero nos ocuparemos de los más resistentes, y que además ofrecen mejores opciones de durabilidad y diseño.


Los invernaderos de madera resultan muy bellos y estéticos, pero es muy importante, que estén elaborados con maderas resistentes al medio ambiente, como el cedro y la teca, las cuales deben ser muy bien tratadas, para soportar la exposición a la intemperie.


Esto implica un cuidado permanente, para evitar que se deterioren o pudran las estructuras, igualmente deben estar protegidos contra las polillas y termitas.


Resultan ser los más sencillos de elaborar, estéticamente muy bellos, y más económicos, pero requieren de mucho cuidado para su preservación.



Invernaderos de hierro


Son los más duraderos de todos los tipos de invernaderos; de hecho los llaman "los eternos", por la alta resistencia del hierro, sobre todo si está galvanizado, un detalle importante para evitar la oxidación.


Se debe proteger la chapa de hierro, pintándola con productos anti corrosivos. Además, en este tipo de estructuras, es ideal que todos los herrajes deben ser de acero inoxidable, para evitar cualquier inconveniente, o dolores de cabeza.


Recordemos que los invernaderos están completamente expuestos a las embestidas del medio ambiente: al sol, la lluvia, el viento, el frío, el calor, así como los cambios de estación, lo cual tiene repercusiones en la estructura.


En comparación con los de madera, los invernaderos con estructura de hierro, lógicamente son más costosos, pero altamente resistentes y duraderos, siempre que les demos el debido cuidado.



Invernaderos de aluminio


Se trata del tipo de estructura más usada en la elaboración de invernaderos profesionales. La principal ventaja del aluminio es que no se oxida.


En cuanto a costos, a pesar de sus grandes beneficios, facilidades de mantenimiento y ventajas de instalación, es el tipo de invernadero más costoso.


A pesar de ello son los más fabricados, ofrecidos e instalados, tanto a nivel doméstico, como a nivel comercial.


Los invernaderos de aluminio son ideales en todo tipo de cobertura o malla; sin embargo para los de cobertura con vidrio, por ejemplo, el hierro puede ayudar más para soportar el peso.


En todo caso hoy en día se suelen combinar los materiales, lo cual hace de los recursos industriales, algo mucho más versátil.



Invernaderos de otros materiales


Los invernaderos de hormigón son construidos de manera permanente y generalmente se combinan con otros elementos, ya que lo único que es realmente de hormigón son las bases.


Esta base de hormigón los hace muy resistente, capaz de soportar mucho peso, ideal en invernaderos con cubiertas de vidrio.


También existen invernaderos mixtos, que son aquellos que combinan varios sistemas de estructuras, resultan ser muy versátiles, ya que son hechos de acuerdo a las necesidades particulares, y las exigencias de los clientes.

invernadero-con-bases-de-hormigon

Características de los paneles para invernaderos


En todos los tipos de invernaderos, es obligatorio que los materiales usados en las coberturas y paneles sean completamente transparentes.


De esta manera se facilita el paso de la luz, y se cumple con la función de aislamiento, tan necesario en un invernadero.


Los mejores materiales que cumple dichas funciones son el vidrio y el plástico.


Los invernaderos con paneles de vidrio resultan muy hermosos y estéticos y, de hecho, son los que mejor permiten el paso de la luz.


Sin embargo, su gran peso requiere de estructuras muy resistentes, capaces de soportarlo, lo cual encarece mucho su elaboración. Por otro lado, el vidrio no es el mejor material para aislar: se enfría en invierno y se calienta en verano, más bien.


A pesar de ello, muchos agricultores optan por su uso, lo cual es completamente válido, sobre todo si los cultivos se ven favorecidos en ese tipo de material.


También existen invernaderos con paneles de plástico. Las cualidades de estos invernaderos varían en función del tipo de plástico empleado.


Por un lado están los de PVC, entre los más económicos y que no requieren de estructuras tan reforzadas.


Son de fácil instalación, pero son menos resistentes y no permiten que la luz atraviese muy bien; por otro lado absorben muy bien el calor del sol, y ayudan mucho con sus propiedades aislantes.


También están los paneles de polietileno, los cuales pueden resultar más útiles que los de PVC, pero más costosos. Permiten un mejor tránsito de luz y son igualmente aislantes, aunque menos aresistentes que los anteriores.


Ahora:


Entre los paneles plásticos, el MEJOR cuando se trata de paneles laterales es el policarbonato, que es altamente aislante y sumamente resistente, lo que le otorga una larga vida a los invernaderos.


El policarbonato es un material muy firme, casi irrompible, algo muy útil a la hora de exponerse al medio ambiente directamente.



Conclusión


Bien sea que se trate de invernaderos domésticos o comerciales, es muy importante saber sobre tipos y materiales antes de construir un invernadero, de modo tal de hacer de este una inversión, que se refleje en nuestro beneficio, aprovechando al máximo las ventajas que ofrecen cada uno de los tipos de invernaderos.


Otra sugerencia importante, es contar con asesoría profesional, sobre todo cuando se trata de invernaderos para producción comercial, ya que los expertos nos pueden dar las mejores ideas y sugerencias, para que instalemos los mejores invernaderos, ajustados a nuestras necesidades y presupuesto.