27 diciembre, 2016
0

Aprovechamiento de hongos bondadosos en agricultura: Trichoderma

Hongos en agricultura

Hoy en día, el uso de hongos en agricultura constituye uno de los avances más significativos en la búsqueda de soluciones naturales para en el mejoramiento del suelo, el fortalecimiento de los cultivos, así como el control efectivo de patógenos y otros males que atenten contra la salud de los cultivos.


Estos avances se apoyan cada vez más en la búsqueda de soluciones agrícolas en armonía con el medio ambiente, el uso consciente de los suelos, el aprovechamiento de procesos biológicos tanto en los cultivos, así como en el control de plagas y patógenos.


Existen infinidad de hongos que son usados en la agricultura, los cuales son de gran beneficio para el suelo y las raíces de las plantas, permitiéndoles tomar del suelo los macro nutrientes más importantes, tales como fósforo y potasio, entre tantos otros, directamente involucrados en el crecimiento y fortalecimiento de las plantas.


Pero lo que más ha llamado la atención de los estudiosos de esta materia es que dichos hongos son potentes en el combate de patógenos e, incluso, otros hongos que puedan ser perjudiciales para las plantaciones, así como en facilitar el desarrollo de pelos en las raíces para una mejor y mayor absorción de nutrientes.



Hongos beneficiosos en agricultura


Los microorganismos del suelo son los componentes más importantes del mismo. Constituyen lo que se conoce como la parte viva del suelo, y son los que ayudan con la dinámica de transformación y desarrollo.


En un solo gramo de tierra podemos encontrar millones de microorganismos altamente beneficiosos para los cultivos. Estos microorganismos son las bacterias, hongos, algas y protozoarios, y son quienes le dan al suelo sus características de fertilidad, por lo tanto, de condiciones favorables para los cultivos.


Por otro lado, los hongos y bacterias, aparte de ayudar en la prevención de enfermedades y contribuir con el crecimiento sano y fuerte de las plantas, son los protagonistas principales en los procesos de descomposición orgánica, a partir de la cual se nutren y crecen, creando con ello el llamado reciclaje de materia orgánica.


Los procesos de descomposición de la materia orgánica y la liberación de nutrientes en el suelo se dan de modo simultáneo, facilitando así la existencia de otros seres vivos.


Y precisamente los hongos y las bacterias son los recicladores por excelencia. De no existir estos microorganismos con la capacidad de descomponer y transformar la materia orgánica, ésta se acumularía, generando grandes daños a los ecosistemas, ya que un proceso natural se vería trancado, imposibilitando así la continuidad de la vida.


Estos conocimientos aplicados a la agricultura, llevan al aprovechamiento de los restos de productos post cosecha, o en los cultivos de siembra directa en la tierra. Ese manto que se forma por rastrojo es de vital importancia, ya que permite que los microorganismos actúen para conservar y prolongar la fertilidad del suelo, aprovechando al máximo los restos orgánicos.


Un suelo fértil, es aquel que tiene una alta reserva de estos microorganismos naturales, los cuales pueden garantizar el desarrollo favorable y sostenible de los cultivos, incluso después de muchas cosechas, al proveer a las plantes los nutrientes necesarios para su desarrollo.


Dentro de esos microorganismos del suelo fértil, el uso de hongos en agricultura constituye una parte muy importante, ya que ayuda considerablemente con varios aspectos muy importantes tales como:


- Control de otros microorganismos perjudiciales para los cultivos al vencerlos en el control de nutrientes


- Eliminación de enfermedades y patógenos por medio del parasitismo directo, penetran los patógenos eliminándolos por completo


- Funcionan como potentes antibióticos, protegiendo los cultivos de una gran variedad de infecciones y enfermedades


Como lo mencionamos previamente, existen una gran variedad de estos hongos en agricultura, pero queremos fijar nuestra atención en el hongo Trichoderma, debido a lo siguiente:


- La extensión de su uso en muchos tipos de suelos y cultivos


- Su fácil reproducción


- Inocuidad en las partes internas de la planta


- Las posibilidades de obtenerlo naturalmente o de inocularlo en el suelo y raíces de las plantas



Trichoderma


Este hongo puede ser encontrado de modo natural en muchos suelos, así como en otros medios naturales, como cortezas de árboles y otras superficies orgánicas. Está clasificado como parte de la subdivisión Deuteromicetes, cuya característica principal es que no presentan un estado sexual específico.


De acuerdo a estudios científicos recientes, se considera que existen más de 30 especies de este hongo, todas las cuales son beneficiosas en agricultura y botánica. La especie de éste hongo más usada en el sector agrícola es el T. Harzianum.


Sin embargo, hay otras especies también usadas en el campo que se consideran altamente benéficas, como son: virens, viride, lignorum, hamatum y koningi.

Adaptabilidad del hongo


Una de las grandes características de este hongo, que lo hace muy versátil y uno de los hongos en agricultura más usados en la actualidad es su gran adaptabilidad, su capacidad de adaptarse a una gran variedad de condiciones medioambientales, diversidad de suelos, climas y tipos de cultivos.


De allí que encontremos que se encuentra distribuido de modo muy amplio en el mundo entero, presente en diversidad de zonas geográficas y tipos de hábitats, especialmente donde hay materia orgánica, desechos orgánicos en fase de descomposición, y en residuos de otros cultivos.


materia orgánica en el suelo Un suelo húmedo y rico en materia orgánica facilita el desarrollo del Trichoderma

Principales ventajas


Dentro de las principales ventajas de usar este tipo de hongos en  los cultivos se destacan:


- Es un poderoso agente para el control biológico, en tanto su crecimiento y desarrollo se dan de manera bastante rápidos


- Por otro lado tiene la virtud de segregar una gran cantidad de enzimas, altamente efectivas y beneficiosas para las plantas


- Así mismo su desarrollo se puede dar en variedad de sustratos, facilitando su producción a gran escala, para usos agrícolas. De aquí se deriva el que sea tan común su comercialización para ser usado de modo inoculado en una gran variedad de cultivos


Dentro de sus principales características podemos mencionar:


- Se puede aislar con facilidad, de allí se deriva su amplia comercialización


- Su crecimiento y reproducción son muy rápidos


- Tiene la capacidad de atacar a un amplio rango de agentes patógenos



Modo de actuar


El Trichoderma utiliza tres mecanismos para llevar a cabo su acción en contra de dichos agentes patógenos, los cuales enumeramos a continuación:


1. Antibiosis: esto significa que el hongo actúa como agente antibiótico, destruyendo los patógenos por medio de la producción de moléculas que les resultan tóxicas, así como enzimas muy poderosas que desintegran, disuelven o dañan enormemente las estructuras de los patógenos. En la medida que el hongo Trichoderma produce más y más metabolitos el poder antibiótico es cada vez más potente, resultando altamente efectivo en la eliminación de los agentes patógenos.


2. Competición: se activa desde el principio natural de competencia de los microorganismos por los micronutrientes para así garantizar su supervivencia. Aquí se aplica la ley del más fuerte; en este caso el hongo Trichoderma, como una poderosa herramienta para la agricultura, consigue matar a los patógenos por inanición, o falta de alimentos. Literalmente, los patógenos mueren de hambre, porque el hongo consume todos los nutrientes disponibles.


3. Parasitismo: se da desde el ataque directo a los parásitos patógenos, donde el hongo parasita directamente, penetrando y colonizando dentro del otro parásito logrando así eliminarlo por completo. Este proceso también es muy común en el control biológico de plagas, y es conocido como aplicación de microparásitos necrotóficos, lo que quiere decir que el resultado final de la interacción entre parásitos es la muerte del hospedante, en este caso los patógenos.


Si quieres aprender más sobre este tipo de control, lee nuestro artículo Hongos Entomopatógenos para Control Biológico de Plagas.


hongos en agricultura

Controlando patógenos


Está más que demostrada la efectividad de este hongo en el control de muchos patógenos en cultivos de hortalizas y frutas, tras su aplicación en la forma de preparados.


Dentro de los patógenos más importantes que son el blanco favorito del hongo Trichoderma, destacan Pythium, Fusarium, Phytophthora y Rhizoctonia, los cuales afectan considerablemente a muchos cultivos tanto en invernaderos como a cielo abierto.


Para citar un ejemplo, el patógeno causante de la pudrición gris en cultivos de cebolla, tomate y fresa es el Botrytis sp, el cual puede ser combatido y eliminado con el Trichoderma. De hecho, hay reportes muy favorables que describen la acción eficaz de este hongo en la recuperación de plantaciones, tras ser atacadas por este poderoso patógeno, el cual es un verdadero dolor de cabeza para muchos agricultores.


Para lograr un control eficaz de los patógenos que puedan afectar las plantaciones, se recomienda su uso de modo preventivo en los cultivos, haciendo aplicaciones de manera constante con intervalos entre cada aplicación. Estos intervalos no deben ser muy largos, sino más bien relativamente cortos, de entre 5 y 6 días, para dejar que el hongo se logre establecer y ocupar su hábitat naturalmente.



Aplicando el hongo en semillas


En México ha sido de gran importancia la aplicación de este hongo sobre las semillas de ciertos cultivos, para ayudar considerablemente en el control de la secadera. Tal es el caso de cultivos de tomate, chile y garbanzos, entre otros, sobre todo en el noroeste del país, donde las condiciones del medio ambiente hacen difícil el cultivo de estas especies y las hace propensas a esta enfermedad.


Generalmente la aplicación del hongo se hace preparando una suspensión en agua, bien sea con esporas o a partir de polvo con algún tipo de adherente. El efecto se produce a partir de que las cepas del hongo Trichoderma, siendo altamente competitivas, colonizan de modo rápido la superficie de las raíces, ayudando así con el fortalecimiento radicular y la absorción de nutrientes.



Mejor y mayor crecimiento radicular


Hay muchos reportes que afirman que la utilización de este hongo fortalece y mejora el crecimiento radicular, tras su aplicación en semillas de hortalizas como tomate y chile, tras solo semanas de su germinación.


De manera general, se puede afirmar, que estamos ante un poderoso estimulante de los procesos germinativos en las semillas, así como en el desarrollo de plántulas, ayudando a incrementar la capacidad de absorción de nutrientes del suelo. Por otro lado está demostrada su incidencia en la producción de tallos con mayor tamaño y grosor, con un número muy alto de hojas, todo esto debido a una mayor producción de ácidos, los cuales intervienen y facilitan estos procesos.


trichoderma aplicado en agricultura Este hongo controla las enfermedades causadas por otros hongos, fortaleciendo el sistema radicular de la planta (foto cortesía de g1.globo.com)

Aplicando el hongo en el suelo


Otro de los usos de este hongo está en su aplicación directa en el suelo.


Hacer esto facilita un mejor aprovechamiento de sus bondades, cubriendo todos sus campos de acción: el control de patógenos, el beneficio de las semillas, así como el fortalecimiento radicular para un mejor desarrollo de los tallos y el incremento de hojas, lo cual le permitirá a las plantas desarrollar la fotosíntesis de modo más efectivo.


Las aplicaciones se pueden hacer usando los diferentes productos disponibles en el mercado, líquidos, polvos y otras presentaciones sólidas, las cuales van a variar dependiendo del tipo de cultivo objetivo.


A continuación tenemos algunos útiles tips al aplicar este hongo directamente en el suelo:


- Puede ser aplicado en el suelo como complemento de los métodos tradicionales de desinfección. Su mayor efectividad está comprobada en ambientes controlados, como los suelos arenosos empleados en invernaderos.


- Se recomienda hacer una desinfección suave primero, si es por solarización, para después aplicar el hongo incorporado al sistema de riego. Puedes aprender más sobre el mencionado proceso en nuestro artículo La Solarización del Suelo: Procedimiento y Beneficios.


- Si se llevan a cabo procesos fitosanitarios con fungicidas y productos químicos, es de tener en cuenta que estos no deben excederse en cantidad, ya que pueden matar el hongo. Es importante asesorarse sobre cuáles productos químicos lo afectan o no.


- En caso de hacerse desinfecciones con productos químicos, a las dos semanas como máximo se deben incorporar microorganismos beneficiosos, de modo que compitan con los posibles patógenos.


- Recuerda que el producto usado contiene el microorganismo de manera latente, es decir, es una fuente de colonias del hongo. Por lo tanto es conveniente que el suelo este húmedo a la hora de hacer las aplicaciones


- Dentro de las grandes ventajas de usar este hongo es que no queda ningún tipo de residuo en los frutos


Podemos concluir que el uso de hongos en agricultura, es de gran beneficio para los agricultores, ya que ayuda considerablemente con el desarrollo de los cultivos, desde la semilla y la raíz de las plantas, con la preservación de los micro nutrientes del suelo y en el combate de enfermedades patógenas.





Leave a Reply