4 noviembre, 2016
1

Drones en la Agricultura: ¿Hacia un futuro más rentable?

drones en la agricultura

Hoy por hoy, el uso de drones se ha vuelto cada vez más común dentro del área de la agricultura. Estos vehículos aéreos no tripulados son capaces de aportar  información precisa sobre la producción de los cultivos; algunos modelos, incluso, permiten incrementar la eficiencia en cuanto a la fumigación, fertilización y el control de plagas.


Los drones, sin embargo no son ninguna novedad, ya que desde hace algunas décadas se han implementado en tareas militares de reconocimiento y búsqueda.


Su implementación en el campo tampoco es reciente. Los drones forman parte de la creciente tendencia en Agricultura de Precisión. Y es que países como Japón llevan tiempo desarrollando unidades para una variedad de usos prácticos, como la aplicación de pesticidas y fertilizantes.


Se podría decir que Japón ha sido uno de los pioneros en la implementación de estas tecnologías. La empresa Yamaha se ha encargado de la creación de drones especializados para  la supervisión en cultivos de arroz.


Los drones ofrecen una gran cantidad de posibilidades para la agricultura moderna. Los mismos son capaces de sobrevolar los cultivos de forma rápida y captar información útil para aquellos que gestionan la producción.


Con un solo dron es posible monitorizar cientos de hectáreas de forma precisa, lo que permite evaluar, en términos generales, las condiciones del terreno. Esto contempla aspectos como la hidratación, la temperatura, el ritmo de crecimiento, la localización prematura de enfermedades, etc.



Función de los drones en el campo


Entre las principales funciones del dron, se encuentra:




  1. 1. Proporcionar al agricultor una vista aérea de la plantación, en la cual se reflejen las características más relevantes del suelo. Esta función permite hacer un mapeo del terreno y determinar el vigor de los cultivos

  2. 2. Escaneo y captura de imágenes infrarrojas o térmicas: Estas imágenes permiten captar aspectos de la siembra que escapan del espectro visual del agricultor, indicando así qué tan sano y productivo se encuentra el cultivo. Cuáles tienen presencia de enfermedades, plagas, o la transpiración y el estado hídrico de la parcela

  3. 3. Discriminar las cualidades organolépticas o químicas del fruto: Conocer estas cualidades contribuye a la planificación selectiva de la siembra

  4. Fotografías del terreno: Un dron es capaz de proporcionar vistas aéreas en cualquier momento del día. Lo cual incrementa la capacidad que tiene el agricultor para supervisar la evolución del campo durante el proceso de cosecha


La obtención de dicha información es de gran valor para el agricultor, ya que puede representar un ahorro de costes significativo, al no tener que recurrir a técnicas complejas para el análisis del terreno.


Además, contribuye en el control e identificación de plagas. Y una detección temprana reduce la cantidad de productos químicos necesarios para su tratamiento, lo que se traduce en cultivos menos "artificiales".



Características funcionales del dron


Los drones están construidos para sobrevolar grandes extensiones de terreno y resistir las variaciones climáticas. En su interior, cuentan con sofisticadas cámaras, sensores y radares capaces de captar distintos tipos de información, y durante el vuelo, se georreferencia por un sistema de posicionamiento global.


drones en la agricultura


Dependiendo de las necesidades prácticas del agricultor, podrá seleccionar el tipo de cámara o sensor que resulte más adecuado.


Los hay desde los más sencillos, que son aquellos que captan el desarrollo de las plantas, y las inclinaciones naturales del terreno. Esta información es útil si se desea construir sistemas de riego o drenaje.


También los hay complejos, como los que poseen un sensor multiespectral. Este es capaz de detectar la radiación electromagnética reflejada por las plantas. Las variaciones infrarrojas que arroja este tipo de sensor indican cambios en la vegetación incluso antes de que se manifiesten físicamente, como podría ser el estrés hídrico, el nivel de clorofila o nitratos, anomalías o deficiencias nutricionales, etc.


Actualmente, también existen sensores que, a su vez, descifran la composición mineral de las superficies analizadas.


Todo esto es controlado por un sistema de hardware y software que traslada la aeronave por medio de un control remoto.


Así mismo, los drones se encuentran en varios tipos, dependiendo de la capacidad de carga portante, el alcance, y la altura máxima. Un dron agrícola suele tener una capacidad de carga de 25kg, con un alcance de alejamiento de 15km y una altura máxima típica de 300m. Algunos son capaces se sobrevolar hasta 60 hectáreas en tan solo 30 minutos.


Su diseño está orientado a un fácil manejo y manipulación, de modo que cualquiera pueda operarlo sin la necesidad de mayores conocimientos técnicos.


El costo de un dron en el mercado varía dependiendo del modelo, especificaciones y el sensor requerido. Algunos pueden llegar a ser bastante costosos, pero sin duda la implementación de esta tecnología genera ahorros significativos para la producción.


Quizás te interese leer:


Robótica y Agricultura: Nuevas Tecnologías en el Campo



Drones en la agricultura Mexicana


Actualmente en México se utilizan los drones para el monitoreo de cultivos como el maíz, la palma, el trigo, el chile, el arroz, entro otros.


Pero este país incluso ha ido más allá, al desarrollar su propia tecnología dron. Y es que empresas como Inbright se encuentran trabajando en la actualización y el mejoramiento de estos sistemas.


Un grupo de estudiantes universitarios de Baja California creó un dron impreso en 3D para uso agrícola. Puedes leer la nota aquí.


Y no solo esto, sino que la capacidad de manufactura y las bajas restricciones para el uso del espacio aéreo han incentivado a una gran cantidad de emprendedores mexicanos a construir y comercializar los servicios que ofrece la tecnología dron.


México se ha posicionando rápidamente como una de los mejores lugares para comenzar con una compañía de este tipo, y ya hay una gran cantidad de inversionistas extranjeros que han sabido aprovechar esta oportunidad.



¿Qué dicen las leyes mexicanas al respecto del uso de drones en espacio aéreo?


Si bien actualmente no existe una ley que regule o sancione como tal el uso de drones, la Secretaría de Comunicación y Transportes ha emitido una serie de lineamientos para pilotear aeronaves de este tipo (RPAS).


La dependencia federal, por ejemplo, clasifica a los RPAS por peso: 2 kg o menos son RPAS Micro; de 2 a 25 kg son RPAS Ligero y de más de 25 kg se consideran RPAS Pesado.


Los mismos no deben volar a una altura máxima de 120 metros sobre el nivel del suelo. No debe alejarse más de 457 metros del operador ni de su línea visual. Y no puede usarse a menos de 9.2 km de un aeropuerto, a 3.7 km de un aeródromo y a 0.9 de un helipuerto.


Sin embargo cuando se trata del sector agrícola, no existe un marco legal que respalde el uso de drones y que especifique la normativa básica para su implementación en las áreas de cultivo.



En este vídeo, podrás escuchar un poco más sobre el papel de los drones en el campo:




One Response

  1. Pedro Sanchez Uscanga dice:

    hola buenas tardes me gustaria que me enviaran informes de los drones para fumigar el costo mas que nada este es mi numero 0442291181552 mi correo pedrosanchez@swinvelenergy.com

Leave a Reply