10 octubre, 2020
0

Cómo proteger tu cultivo de plagas

man collects Colorado beetles that eat potato leaves. parasites and pests eliminate the crop on the field.

Uno trabaja día y noche para que sus proyectos funcionen de manera adecuada,  nos preocupamos porque todo se haga en tiempo y forma para que salga a la perfección.  Pero existen pequeños inconvenientes que podrían destruir todo nuestro trabajo  en cuestión de segundos, en el mundo de la agricultura esos pequeños se  conocen como plagas.





Pero no te preocupes hoy te brindaremos algunas estrategias para que evites la  visita de esos enemigos y así puedas proteger de una manera  adecuada tus cultivos. 





Primero que nada ¿Qué es considerado plaga?





Al escuchar esta palabra muchas veces pensamos únicamente en insectos, sin embargo de acuerdo con la FAO, una plaga es cualquier especie, raza o biotipo vegetal o animal o agente patógeno dañino para las plantas o productos vegetales que afectan a la producción.





Tipos de plagas





Algunos de los tipos de plaga más conocidos son:





-Insectos





-Malezas





-Hongos





-Virus





-Animales





¿Cómo evitarlas?





Así como existen diversas plagas, existen múltiples formas de poder evitar la llegada de estas a nuestros cultivos. Descubre cuál es la mejor para ti:





  1. Revisa regularmente tus plantas 




Uno de los puntos más importantes para cuidar adecuadamente tus cultivos es  monitorear el estado de tus plantas con regularidad, debes supervisar por lo menos una muestra representativa de tu cultivo, revisar sus hojas por delante y atrás con mucha atención. Lo que Debes buscar es la presencia de  insectos, huevos, agujeros en las hojas o cualquier tipo de irregularidad que  indique la presencia de plagas en tu cultivo. Recuerda que un solo huevecillo  puede significar la pérdida de una cosecha completa, por lo tanto, revisa con  mucho cuidado tus plantas. 





2.Conoce las plagas 





Como dicen por ahí " para vencer al enemigo hay que pensar como el enemigo " debes conocer tu cultivo a la perfección y a su vez todos los tipos de plagas que  existen y que representan una amenaza para él. No todas las plagas invaden los  mismos cultivos por lo tanto es importante saber las características de estas y así  identificar a las que representan mayor amenaza para ti. 





Puedes investigar cómo se reproduce la plaga, qué tipo de hojas consume, qué  tipo de marca dejan en el cultivo (hoyos, mordiscos, etc), donde habitan, etc. De  esta manera podrás estar anticipado a su llegada, prevenirla, reconocerla y en caso de llegar a  tenerla combatirla.





Algo que sin duda alguna es de las cosas más importantes de conocer es el ciclo de vida de los insectos. Esto puede ser de utilidad para saber cuánto tiempo lleva viva la plaga y sepamos en qué etapa de su desarrollo se encuentra y poder combatirla de la manera correcta.





Hay que considerar que cuando ya se observa la presencia de una plaga , ya sea insectos, hongos, virus, malezas, se debe tomar una decisión adecuada para su control y evitar el abuso de los agroquímicos, ya que muchos generan resistencia, lo cual ocasiona que en el futuro sea más difícil su control.





3. Realiza una rotación de cultivos 





Repetir el cultivo en la misma zona una y otra vez puede resultar un factor  atrayente para las plagas específicas, estas identificarán el lugar como un albergue , por lo tanto, el rotar los cultivos de  terrenos puede ayudar a distraer a las plagas y evitar que éstas identifiquen el  lugar para proliferar.





 Un ejemplo es que los insectos herbívoros reducen su capacidad de encontrar hospederos cuando no están juntas las plantas, es decir cuando se encuentran con diferentes cultivos se les dificulta distribuirse por más área. 





Cuando hay policultivos, los enemigos naturales serán mayor, que en monocultivos, porque las fuentes de alimentos para ellos se vuelve diverso, así como sus sitios de resguardo.





Existen también los cultivos trampa que funcionan como atrayentes de insectos, al resultarles de mayor interés que el propio cultivo de nuestra producción. Un ejemplo es cuando se siembra una fila de girasol y plantas aromáticas en las orillas de los terrenos, el girasol les sirve de distractor y se quedan en el sitio, mientras que las aromáticas funcionan como repelentes.





4.Control biológico





Busca alternativas amigables con el ambiente, en este caso el control biológico es un método que se basa en el uso de enemigos naturales como lo son los depredadores (catarinas), parasitoides (avispas) , nematodos, patógenos (hongos benéficos)  para combatir plagas  de una manera integral.





5.Utiliza insecticidas ecológicos  





No está mal apoyarnos de este tipo de herramientas para proteger nuestros  campos, al contrario, hoy en día existen diversos insecticidas que cuentan con  diversos extractos.





Define los días de aplicación e identifica cuál es el insecticida que más  le conviene a tu tipo de cultivo. 





6.Conoce a tus aliados 





Si bien es importante conocer a nuestros enemigos, también es necesario  identificar qué tipos de insectos y animales resultan buenos para tu siembra y como  ellos evitan la presencia de plagas en estos. Conoce qué amigos de la naturaleza  pueden servirte como aliados y únelos a tu equipo. 





Pequeños pero mortales





Es increíble pensar como algo tan pequeño e incluso indetectable puede destruir  una cosecha completa, pero a su vez son muchas las opciones con las que  contamos para evitarlas. Debemos estar conscientes que las plagas son algo que  no podremos eliminar, pero sí evitar con los cuidados adecuados en nuestros  cultivos. No lo olvides ¡todo depende de ti!





Asesoría agrónoma por Lucero Mendoza Alvarado





Redacción por Cristina Del Pilar León Castro


Leave a Reply